_
_
_
_

Fernando Candela toma la presidencia de Iberia hasta final de año tras la salida de Javier Sánchez-Prieto

El nombramiento del directivo de IAG, en plena temporada alta, tomará efecto en julio

Javier Fernández Magariño
El nuevo presidente de Iberia, Fernando Candela.
El nuevo presidente de Iberia, Fernando Candela.Nick Morrish

Cambio totalmente inesperado en la presidencia de Iberia. Sale Javier Sánchez-Prieto y vuelve de Reino Unido un hombre de la casa y de la máxima confianza de la cúpula de IAG, Fernando Candela. El nombramiento es el de un interino, “para los próximos meses”, ha matizado a través de un comunicado el holding que dirige Luis Gallego. La elección de Candela busca dar estabilidad y continuidad al proyecto de Iberia en plena temporada alta. También está en el horizonte el proyecto de integración de Air Europa, operación que se ha trasladado ya a la Dirección General de la Competencia de la UE. IAG cuenta con el 20% de la aerolínea de Globalia y se dispone a pagar 400 millones, en efectivo y acciones, por el 80% restante.

Candela fue consejero delegado de Iberia Express durante seis años, sucediendo en el cargo al propio Luis Gallego; tomó el puesto de CEO de la aerolínea de bajo coste y largo radio Level en 2019, y desde 2020 es director de Transformación de IAG. Ese último nombramiento, por el que apostó personalmente Gallego, situaba a Fernando Candela en el centro del proyecto de recuperación y mejora del rendimiento de las aerolíneas del holding tras el paso de la pandemia.

Sánchez-Prieto, forjado al frente de las finanzas de Iberia, en los inicios de Iberia Express o en la presidencia de Vueling, antes de tomar las riendas de la mayor aerolínea española de red justo antes de la pandemia, ”emprenderá nuevos proyectos profesionales en otro sector tras tres años al frente de la compañía y 12 en IAG”, se ha explicado en el comunicado enviado a los medios. Su próxima marcha ha causado tanta sorpresa como impacto en el seno de los consejos de IAG e Iberia. Y es que Sánchez-Prieto era considerado como uno de los puntales del proyecto de IAG, de la que era miembro del comité ejecutivo al igual que Fernando Candela.

El relevo llevará aún unas semanas, al estar previsto para el mes de julio. Javier Sánchez-Prieto ha dejado garantizada la paz social durante los próximos años al haber firmado los convenios con los colectivos de pilotos, tierra y tripulantes de cabina de pasajeros antes del comienzo de la temporada de verano. Estos pactos laborales han facilitado el crecimiento en producción y flota a corto plazo que estaba contemplado en el plan estratégico. Solo para esta temporada de verano la compañía tiene prevista la contratación de más de 2.000 trabajadores.

Medio año de mandato

En principio, Candela estará al frente de Iberia hasta final de año, “como culminación de su larga carrera profesional en el Grupo Iberia”, ha argumentado IAG, que lanzará de inmediato el proceso de búsqueda de quién tomará las riendas de Iberia en 2024, para lo que podría mirarse dentro del propio grupo. Fernando Candela seguirá trabajando en el plan de transformación de la aerolínea Iberia Next Chapter, con foco en la consolidación en el hub de Madrid-Barajas como principal opción para volar hacia y desde Latinoamérica; mantener el liderazgo en el negocio de los servicios aeroportuarios en tierra (handling) en España, y colocar al área de Mantenimiento como principal opción para las aerolíneas del grupo IAG y centro de referencia en el sur de Europa. Otro desafío a corto plazo serán el repago de la deuda contraída por la aerolínea para soportar el hundimiento de la demanda que derivó de la crisis sanitaria.

“Son muchos e importantes los retos que nos esperan en los próximos meses y estoy convencido de que, gracias a la profesionalidad que demuestra cada día el equipo de Iberia, lograremos continuar con el crecimiento y la incesante mejora de la compañía en todos y cada uno de sus negocios. No hay, desde luego, mejor broche para mi carrera profesional que dirigir Iberia, la compañía aérea líder de España y una de las empresas más destacadas del país, todo un ejemplo de eficacia en el ámbito internacional. Por supuesto, además, será un placer reencontrarme y trabajar de la mano de muchos antiguos compañeros”, ha señalado Candela a través de un comunicado.

Su viejo compañero y actual primer ejecutivo de IAG, Luis Gallego, ha destacado la profesionalidad del próximo presidente de Iberia y su papel clave en IAG. “Su dilatada experiencia en el mundo de la aviación y de la transformación aportará mucho valor a la compañía. Su solvencia hace de él la mejor persona para dirigir Iberia en los próximos meses”.

Sánchez-Prieto, por su parte, se despide afirmando que “ha sido un honor para mí estar estos años al frente de Iberia. Me siento muy orgulloso de haber formado parte del equipo que ha logrado proseguir con la transformación de Iberia hasta convertirla en una de las mejores compañías del mundo. Me llevo una magnífica experiencia profesional y el privilegio de haber trabajado con unos profesionales extraordinarios que son capaces de lograr todo lo que se propongan”.

En su saldo se encuentra haber liderado la aerolínea que ha tirado de IAG en la salida de la pandemia, cuando British Airways ha seguido renqueando por problemas operativos en su base principal de Londres-Heathrow durante el pasado verano.

Un ingeniero amante de las matemáticas

Fernando Candela, ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Valencia y amante de las matemáticas, atesora 30 años de experiencia en el sector aéreo. Entre sus primeros puestos estuvo el de director de Planificación y Control de Gestión de Air Nostrum. Su formación fue completada con distintos programas formativos para ejecutivos en centros como el Massachusetts Institute of Technology (MIT), el Instituto de Empresa (IE) o el IESE. A lo largo de su vida profesional ha trabajado también en compañías como Uralita o Andersen Consulting.

Carta a la plantilla

En una carta dirigida a los 17.000 trabajadores, Javier Sánchez-Prieto ha hablado de una “decisión personal muy meditada porque Iberia es una gran compañía de la que, por muchos motivos, no es fácil desvincularse”. Y añade que emprenderá “nuevos retos profesionales en un sector completamente distinto al aeronáutico”, sin dar pista alguna sobre su próximo destino.

El ejecutivo señala que el momento de la compañía es de estabilidad y de “una situación financiera que va mejorando sólidamente”. Sobre la compra de Air Europa se limita a advertir que “reforzará un posicionamiento diferencial” en Madrid-Barajas. “Todos los ingredientes hacen que Iberia tenga por delante un futuro brillante, no exento de retos, pero que, a buen seguro, será capaz de sortear con éxito”.

De su sucesor resalta la experiencia, conocimiento de la empresa y “su sentido práctico y su sensibilidad hacia las personas”. Sánchez-Prieto augura un traspaso de poderes sin problemas a mediados del mes de julio: “Nos aseguraremos de hacer una transición eficiente y que garantice que todos los aspectos, tanto estratégicos como operativos, siguen desarrollándose con absoluta normalidad, como hasta ahora”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_