Abertis va adelante con la pugna por activos por 6.000 millones pese al entorno de tipos altos

Pujará por la Attica de Atenas, cuatro autopistas en Puerto Rico y quiere la SH-288 que ACS tiene en Houston

Vista de la playa de peajes de la autopista Attica de Atenas (Grecia).
Vista de la playa de peajes de la autopista Attica de Atenas (Grecia).

La segunda mitad de este 2023 va a ser crítica para el desarrollo de la operadora de autopistas Abertis. Sus accionistas, la italiana Mundys (antes Atlantia) y la española ACS, la tienen armada de munición, con 4.100 millones en caja y hasta 8.300 millones de liquidez, y se trata ahora de cristalizar tres oportunidades pese al escenario de tipos altos. Las inversiones aparejadas en cada una de ellas son de unos 2.000 millones.

La compañía comenzó el año con 21.800 millones de deuda neta y vencimientos por cerca de 2.000 millones, de los que siguen en pie algo más de 700 millones: colocó en enero 600 millones en bonos verdes al 4,125% e hizo lo propio a través de la filial gala HIT con 500 millones a 7 años y un cupón del 4,25% con la misión de refinanciar. Tras ello, se ve con margen para crecer.

La firma que dirige José Aljaro va a presentar oferta en Grecia por la circunvalación de Atenas, la Attica Motorway, que el Fondo de Desarrollo de Activos de la República Helénica (HRADF, por sus siglas en inglés) está relicitando por 25 años para su mejora, conservación y explotación. Se espera que los sobres sean entregados en la primera quincena de julio, ante lo que el mercado anticipa que no habrá más de tres o cuatro propuestas, desde la docena de fondos y concesionarias que presentaron sus muestras de interés.

Abertis acude en solitario, aunque no se descarta sumar un socio antes de concretar la puja. Entre el resto de interesadas están las actuales concesionarias de la autopista, las griegas Avax y Aktor; el consorcio de GEK Terna con First Centier; la lusa Brisa junto a Rubicone; las francesas Vinci (con Mytilineos) y Egis (con Vauban y DIF); Finnic, y el fondo Macquarie en equipo con Kopelouzos. La Attica, de 70 kilómetros y tres carriles por cada sentido de la circulación, ingresaba cerca de 200 millones anuales antes de la crisis sanitaria. En los próximos meses se sumará a la Egnatia Odos, de 658 kilómetros y adjudicada en 2021 a GEK Terna-Egis, como parte del plan griego para hacer caja.

La autopista tiene nulo riesgo de construcción, con menos de 30 años de antigüedad, pero se piden mejoras tecnológicas y ambientales. También determinarán la decisión final de las candidatas la subida de tipos de interés desde que se lanzó el proyecto y el hecho de que la Administración haya rebajado los peajes en el futuro contrato de concesión, de 2,80 euros a 2,50 durante los cinco primeros años del contrato.

Nuevo paso en América

Abertis ha amortiguado el fin de plazo de importantes concesiones en España, como Acesa y Aumar, con la toma de la Elisabeth River Crossing en Virginia (EE UU) y de Red de Carreteras de Occidente (RCO) en México. Al otro lado del Atlántico tiene en su radar el proceso, lanzado en agosto de 2022, para la concesión de nuevas autopistas en Puerto Rico.

La disputa es por las vías interregionales Martínez Nadal (PR20), la Luis A. Ferré (PR52), la PR53 y el Corredor del Este (PR66), con un total de 1.000 kilómetros y unos 150 millones de dólares de ingresos anuales. Abertis acudió en solitario y parece dispuesta a compartir posición con sus socios en la concesionaria puertorriqueña Metropistas, los fondos Ullico y Axium. Los 50 años de explotación de esas vías, que llevan desde 2005 sin actualización de los peajes, comprometen a unos 2.500 millones de dólares de inversión (2.275 millones de euros).

Hasta ahora se han mantenido en la liza el tándem formado por Sacyr y la estadounidense Star America, filial del conglomerado inversor Tikehau Capital, y un segundo consorcio que une a la firma australiana especializada en infraestructuras Plenary y a la israelí Shikun&Binui. El proceso está siendo gestionado por la Autoridad para las Alianzas Público Privadas (AAPP) de Puerto Rico, que podría tenerlo cerrado a final de año, según se ha informado desde la Autoridad de Carreteras.

La italiana Mundys, controlada por la familia Benetton y el fondo estadounidense Blackstone, tiene a Abertis como punta de lanza para un crecimiento que debería situar a la matriz como la mayor firma de movilidad sostenible del mundo en un plazo de cinco años, tal y como avanzó el vicepresidente Alessandro Benetton el pasado 15 de marzo. Mundys, con el 50% de Abertis más una acción, opera en España, Francia, EE UU, México, Chile, Brasil o en India.

ACS, por su parte, también fía buena parte de su desarrollo a las autopistas a Abertis. El número dos de Florentino Pérez, Juan Santamaría, ha tomado recientemente el puesto de presidente en la concesionaria.

En el seno de la propia ACS se debate la venta de la autopista texana SH-288 a la participada. Sería en cuanto se ejecute la adquisición de un último 21,6% en manos de Shikun & Binui, con el que alcanzará el 100%. El activo, en Houston, está valorado en más de 2.000 millones y las negociaciones llevan meses en pie. Pérez podría dar alguna pista sobre el destino del mismo en la junta que ACS celebra este viernes.

Las tres inversiones a la vista

Arteria esencial para Atenas. La circunvalación de Atenas precisó una inversión equivalente a 1.300 millones de euros para su construcción en los años noventa. Fue a cambio de un plazo concesional que vence en octubre de 2024. Su operadora, Attiki Odos, está participada por Aktor (65,7%), Avax (24,2%), Eteth (10%) y Egis, esta última con una presencia de décimas en el capital. La autopista Attica enlaza Patra, Atenas, Tesalónica y Evzoni, además de conectar las carreteras nacionales Atenas-Corinto y Atenas-Lamia sin necesidad de transitar el centro de la capital. Su operadora tiene 1.500 empleados y su mejor año fue 2009, con 249 millones de facturación. Los ingresos en 2019 fueron de 193 millones de euros. 

Puerto Rico busca hacer caja. El Plan de Monetización de las Autopistas tantea al capital privado para la rehabilitación, mantenimiento y operación de la PR-52, PR-53, PR-66, y PR-20. Se acelerarán las mejoras en movilidad y seguridad vial, al tiempo que se aligera el gasto público y se rebaja la deuda de la Autoridad de Carreteras (ACT). 

Pica en EE UU. La concesión de ACS en la SH288 de Houston incluyó en 2015 el diseño, financiación, construcción, explotación y mantenimiento de una infraestructura de pago anexa, ejecutada en la mediana. El trazado, de 16,5 kilómetros, tiene dos carriles de pago por sentido en una de las carreteras más transitadas de Texas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño

Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En