_
_
_
_

Cepsa crea una ‘joint venture’ con Bio-Oils para asegurarse la materia prima para su macroplanta de biocombustibles de Huelva

La inversión de 1.000 millones producirá hasta 2,5 millones de toneladas de combustible verde hasta 2030 en lo que será la mayor factoría del sur de Europa de este tipo

Leandro Hernández
El Parque Energético 'La Rábida' en Palos de la Frontera (Huelva)
El Parque Energético 'La Rábida' en Palos de la Frontera (Huelva)CEPSA (CEPSA)

La petrolera española Cepsa ha hecho público este viernes que ha creado una joint venture (negocio compartido) junto con Bio-Oils para impulsar la producción de biocombustibles de segunda generación en su ya anunciada planta en Palos de Frontera, Huelva. El complejo, que la empresa describe como el mayor de su tipo en el sur de Europa, supondrá una inversión de hasta 1.000 millones de euros y la creación de cerca de 2.000 empleos durante su fase de construcción y operación.

Bio-Oils, el socio de Cepsa en este proyecto, proveerá la mayoría del suministro de materia prima, procedente de residuos orgánicos como desechos agrícolas o aceites usados de cocina. Esto supone una solución para el principal escollo que enfrentan las energéticas para la producción de biocombustibles, como es el abastecimiento de las materias primas necesarias.

En el acto de presentación del proyecto, Maarten Wetselaar, consejero delegado de Cepsa, ha resaltado los esfuerzos de la compañía por posicionar la región “como un referente europeo en la producción de energías sostenibles y economía circular”. Esto se suma a la inversión anunciada en diciembre pasado por 5.000 millones de euros por convertir a Andalucía en un polo de hidrógeno verde.

La nueva planta, que se espera esté operativa en el primer semestre de 2026, evitará la emisión de 1,5 millones de toneladas de CO2 anuales, gracias a que puede reducir hasta en un 90% las emisiones de este gas respecto a los combustibles tradicionales.

Foco en la aviación

Cepsa ha anunciado que estos esfuerzos son claves para impulsar la descarbonización del transporte, especialmente en sectores en los que la electrificación es compleja, como el transporte pesado, el marítimo y el aéreo. En noviembre, la compañía ya había realizado pruebas en Sevilla para servir combustible sostenible (SAF) a 220 vuelos de Air Europa, Air Nostrum, Iberia Express, Ryanair, Vueling y Wizz Air.

Para 2030, la compañía liderada por Wetselaar busca alcanzar el objetivo de producir 2,5 millones de toneladas de biocombustibles hacia 2030. Casi un tercio de lo producido será destinado a SAF, una cantidad suficiente, según las estimaciones de la firma, para sobrevolar 2.000 veces el planeta.

La nueva alianza no supone el primer acuerdo entre la petrolera española y Bio-Oils. Óscar Garcia, CEO de este grupo empresarial líder del área de combustibles, ha destacado que Cepsa “ha sido durante muchos años el mayor cliente de Bio-Oils” gracias a la cercanía de las instalaciones en Huelva.

Esta compañía es miembro del grupo empresarial Apical, una compañía con sede en Singapur especializada en el procesamiento de aceites vegetales. Apical cuenta con operaciones propias en Indonesia, China y España, así como alianzas en Oriente Medio, África y Estados Unidos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Leandro Hernández
Periodista económico. Interesado en entender más de criptoactivos, transformación digital y energía. Se incorporó a este periódico en 2022 después de haber trabajado en diferentes países de América Latina y en Estados Unidos. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella (Argentina), y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Archivado En

_
_