_
_
_
_

El gigante británico Reckitt Benckiser pone en venta los detergentes Colón

Contrata a EY para vender su negocio de detergentes en España por 200 millones

Álvaro Bayón
Detergentes Colon

“Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo”. Este fue el exitoso eslogan que lanzó la compañía de detergentes Camp, productor entonces de Colón y Flor, para competir con las poderosas multinacionales en los años 80 en la boca de su entonces archiconocido director general, Manuel Luque. Bien podría ser también la frase que sus nuevos dueños, una de estas grandes multinacionales, Reckitt Benckiser, diga a los inversores en los próximos meses en el marco del proceso de venta de la enseña española que acaba de iniciar.

El gigante británico (dueño, entre otras marcas, de los preservativos Durex, los caramelos para el dolor de garganta Strepsils o los ambientadores Air Wick) ha decidido vender su negocio de detergentes en España. Este lo conforman las enseñas Colon y Flor, que adquirieron en los 90 de manos de la familia fundadora, los hermanos Camp, tras enfrentarse a la multinacional Procter & Gamble en una guerra de ofertas para hacerse con el negocio español. Los ingleses terminaron pagando más de 6.000 millones de pesetas de aquel entonces.

Casi 30 años después, el grupo británico ha decidido poner fin a su apuesta por el negocio de detergentes en España. Ha contratado a EY para que pilote un proceso de venta que se prevé que se inicie en los próximos meses. Las valoraciones de este negocio se espera que alcancen los 200 millones euros.

El rumbo de la empresa británica dio un giro tras el verano. El consejero delegado, Laxman Narasimhan, anunció que dejaría el cargo el próximo 30 de junio para recalar en Starbucks como su nuevo consejero delegado. La compañía no ha hecho comentarios ante preguntas de este periódico.

En los últimos años la enseña ha llevado a cabo una política de venta de algunos de sus negocios. Por ejemplo, en 2021 se desprendió de su filial de alimentación infantil en China por más de 2.000 millones. También de la marca dermatológica E45 y el mercado especula con la desinversión de algunas de sus enseñas más célebres, como Veet o Scholl.

El objetivo es desendeudar la compañía. De acuerdo a su última presentación de resultados, en 2021 ha pasado de los 8.400 millones de libras (7.700 millones de euros), 2,6 veces su ebitda, a los 8.000 millones (7.300 millones de euros), 2,1 veces.

El negocio de este gigante del consumo, que tiene un valor en Bolsa de cerca de 50.000 millones, se divide en tres segmentos, higiene, salud y nutrición. Las enseñas españolas, con una presencia limitada en el portfolio, se integran en el área de higiene, que el año pasado ingresó casi 6.000 millones de libras (unos 5.500 millones de euros).

En España, la venta abarca la planta de Granollers, que da empleo a unos 300 empleados, de los más de 40.000 con los que cuenta el grupo en todo el mundo. El negocio en España consolida en una sociedad que radica en Países Bajos. Su sociedad última en España, RB Square Holdings Spain, ingresó 400 millones en dividendos de sus filiales en el país, con otros 400 millones de beneficios.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Álvaro Bayón
Redactor de la sección de empresas especializado en operaciones corporativas, banca de inversión y capital riesgo. Graduado en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Periodismo UAM-El País, ha desarrollado toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde 2016.

Archivado En

_
_