_
_
_
_

Renfe prueba con Volkswagen en Portugal su estrategia de mercancías en distancias cortas

La filial Pecovasa traslada el 50% de la producción de la macroplanta Autoeuropa al puerto de Setúbal

Javier Fernández Magariño
Tren de Renfe Mercancías con vehículos del grupo Volkswagen.
Tren de Renfe Mercancías con vehículos del grupo Volkswagen.Luis Viegas

La mitad de los vehículos que salieron en 2022 de la macroplanta portuguesa de Autoeuropa, instalación de Volkswagen en la localidad de Palmela, a 43 kilómetros de Lisboa, llegaron en tren al cercano puerto de Leixoes, en Setúbal. El transportista es la especialista en el segmento del automóvil Pecovasa Renfe (85,45% Renfe Mercancías y 14,55% DB Ibérica Holding), que se encargó de poner en los muelles más de 109.000 unidades con el consiguiente ahorro en transporte por carretera y emisiones de CO2.

La española Renfe tiene en esta experiencia con Volkswagen todo un banco de pruebas en su estrategia de movilidad de mercancías en distancias cortas y medias. Una tendencia que es imparable una vez que ha crecido la conciencia e inversión relacionada con las conexiones ferroportuarias.

El contrato entre ambas compañías arrancó en octubre de 2021 y el servicio se han consolidado durante el año pasado con un volumen de 650 vehículos diarios trasladados de Autoeuropa al puerto a lo largo de un trazado de 25 kilómetros. En el punto de partida eran dos los trenes diarios de doble piso los que viajaban entre la fábrica y la terminal portuaria de Setúbal, pasándose a tres a lo largo de 2022. La operadora, que presta el servicio con trenes de 632 metros de longitud y capacidad para 280 coches, calcula un ahorro de 100 toneladas anuales de CO2 a la atmósfera.

Lejos de quedar fuera, la empresa de transporte por carretera Rodocargo participa con Pecovasa en labores de apoyo logístico, poniendo al alcance de Volkswagen un servicio intermodal. La planta de Palmela está centrada en la producción del modelo T-Roc y es una de las grandes clientes de Pecovasa Renfe Mercancías. En 2022 sumó 264.000 automóviles en sus trenes, lo que representa un aumento del 102% respecto a 2021 y estar por encima de los transportados en 2019 en casi 16 puntos porcentuales.

Esta especialista en el transporte de vehículos generó unos ingresos de 14 millones el año pasado y sobre ella hay expectativas de crecimiento de la mano de las exigencias a los fabricantes en materia ambiental.

El caso de Ford en Valencia

La tendencia de conectar grandes centros de producción con los puertos, a través de trazados ferroviarios de corta y media distancia, ha llevado a Ford a trabajar con la Autoridad Portuaria de Valencia para enlazar la planta de Almussafes con el puerto valenciano en un nuevo proyecto que supondría sustituir 100 camiones diarios por tres servicios de tren.

Cada convoy viajaría con 250 coches a bordo. La idea es que, en una primera fase, la mitad de la producción de Almussafes que van a la exportación en barco lleguen en tren en lugar de hacerlo por carretera. Ford mantiene 240.000 metros cuadrados en el puerto de Valencia dedicados a la exportación. También llegan desde años atrás hasta el puerto valenciano, por ejemplo, los vehículos que salen de la planta de Stellantis en la zaragozana Figueruelas.

La Autoridad Portuaria levantina concluyó 2022 con la gestión de 600.000 vehículos (entre Valencia y Sagunto), con un 20% de los modelos nuevos sin matricular que salen de España a través del sistema portuario.

Otras fábricas con playas de vías para enviar sus vehículos a terminales portuarias son las de Citröen y Seat. Los siete puertos clave para la exportación de vehículos desde España son el de Barcelona (588.000 vehículos operados en 2022), Pasaia (240.000 vehículos el pasado ejercicio), Sagunto (115.000), Santander (323.000), Tarragona (172.000), Vigo (475.000) y el citado de Valencia (485.000 unidades), con una cuota que se acerca al 90% de un total de 2,7 millones de vehículos en el sistema portuario.

La mayor parte de las plazas citadas cuentan con conexiones ferroportuarias, con la de Sagunto en construcción y una fuerte demanda de un enlace ferroviario para la terminal de Bouzas en Vigo.

Una conexión clave entre Sagunto y el Corredor Mediteráneo

El avance del proyecto de conexión ferroviaria del Puerto de Sagunto con la red general de ferrocarril, en concreto con el Corredor Mediterráneo, fue determinante para que Volkswagen decidiera levantar en Parc Sagunt su megafactoría de baterías para el vehículo eléctrico.

Las obras que permitirán la llegada del ferrocarril al Puerto de Sagunto responden a un convenio firmado por Adif, la Autoridad Portuaria de Valencia y Puertos del Estado.

El presupuesto de inversión es de 36,6 millones de euros. De ellos, 25,13 los aporta Valenciaport y 11,5 salen del Fondo de Desarrollo Regional de la Unión Europea (FEDER). El acceso será electrificado de vía única y doble ancho.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_