_
_
_
_
_

¿Cómo pueden los autónomos extranjeros acogerse a la Ley Beckham?

El régimen especial de trabajadores desplazados a territorio español tiene ciertas ventajas fiscales que hay que conocer

Según las estadísticas, en el año 2023 más de 10.000 personas parecían poder acogerse a lo que se conoce como la Ley Beckham. Este es un Régimen Especial ideado para trabajadores extranjeros que están desplazados en suelo español, y que es favorable, desde el punto de vista fiscal, a este colectivo.

Todas aquella personas trabajadoras que son de fuera de España, y que trasladan su residencia fiscal a nuestro país, podrían plantearse este régimen. No obstante, hay que evaluar de manera pormenorizada las ventajas y desventajas de este sistema, y cuáles son los requisitos necesarios para que un extranjero que vive en España pueda acogerse a él.

Desde Declarando, asesoría fiscal online para autónomos, han elaborado una pequeña guía resumiendo qué requisitos, beneficios y características tiene esta ley Bechkam. Y es relevante tener los datos claros, para conocer en profundidad un asunto que ha ocupado las conversaciones de los últimos días.

¿Cualquier autónomo de fuera de nuestro país puede acogerse a la ley Beckham?

Desde diferentes medios de comunicación y espacios informativos, se habla de manera permanente de todas esas personas que pueden acogerse a lo que se conoce como ley Beckham. Básicamente es poder estar sujeto a un régimen especial donde se tributa en España, pero con condiciones especiales.

De manera generalizada se habla de que todas las personas que pueden acogerse a esta ley, suelen tener ingresos significativos. De hecho, el nombre viene del famoso exfutbolista del Real Madrid, David Beckham, que tenía su residencia fiscal en España a pesar de ser originario de Inglaterra.

Pero lo cierto es que no todo el mundo cumple los requisitos necesarios para poder formar parte de este régimen específico, y hay que dejar claras las características del autónomo extranjero que sí podría tener esta condición fiscal en cuenta:

  • Es absolutamente fundamental no haber sido residente en España en los cinco años anteriores del desplazamiento que llevaría ahora a plantearse formar parte de la ley Beckham. Esto quiere decir que, si alguien tiene pensado trasladar su residencia fiscal a España desde fuera del país, debería hacerlo según llegue y no esperar unos años.
  • Haber alcanzado la condición de ser administrador de una entidad es otra de las condiciones que se deberían cumplir.
  • Comenzar la realización de una actividad emprendedora en España es otro de los motivos por los cuáles la Agencia Tributaria puede considerar que alguien es óptimo para esta ley.
  • Ejercer una actividad económica siendo un profesional altamente cualificado es otro de los requisitos que podría dar muchas opciones a alguien para acogerse a la ley Beckham.

La única condición que es absolutamente obligatoria para poder ser elegido para estar bajo el régimen de la ley Beckham, es la de la no residencia en España en los cinco años anteriores. De entre las tres condiciones siguientes, al menos una habría que cumplirla.

Cómo se solicita este tipo de régimen después de analizar las ventajas

Muchas personas extranjeras que han trasladado su residencia fiscal a nuestro país, están interesadas en poder formar parte de la ley Beckham. Esto es porque ofrece clarísimos beneficios fiscales, especialmente a las personas que tienen rentas más altas.

Esto es porque estos autónomos extranjeros tributarán en el Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR), y estas tarifas son bastante más favorables para las rentas altas. Este régimen especial funcionará durante todo el periodo en el que se esté efectuando su cambio de residencia, y también durante los cinco periodos impositivos siguientes.

Y especiales ventajas encuentran un tipo de trabajadores autónomos extranjeros específico, que son los nómadas digitales. Esto es porque pueden lograr un Visado de Teletrabajo, y con este formar parte de la ley Beckham que hace que tengan unas condiciones fiscales muy atractivas.

Para poder acogerse a este régimen, en el caso de que alguien cumpla los requisitos óptimos para ello, hay que informar a la Agencia Tributaria a través del modelo 149 en un plazo máximo de seis meses desde la fecha de inicio de la actividad laboral, o bien desde la entrada en el territorio español, que es cuando se presupone que una persona va a empezar a trabajar en nuestro país.

Es conveniente, en definitiva, investigar los datos sobre este tipo de condiciones fiscales tan específicas e inusuales. Y saber, sobre todo, cuánto tiempo es posible acogerse a este régimen, para saber si compensa trasladarse a España a hacer un negocio que pretende durar muchos años.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_