_
_
_
_
_

Disminuye el pesimismo de las pymes

Adaptación y transformación: el camino de las pymes en 2023

El año 2023 ha marcado un hito para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en España, presentándose como un período lleno de obstáculos y oportunidades. Este año, las Pymes se han visto inmersas en un ambiente económico fluctuante, caracterizado por una disminución en el consumo interno, un incremento en la inflación y una subida en los tipos de interés. Sin embargo, no todo ha sido adverso, ya que el flujo de fondos europeos y el auge del turismo han surgido como luces de esperanza en este panorama complejo.

Desafíos y oportunidades para las PYMEs en 2023

En un contexto cambiante y complejo, la resiliencia, junto a la capacidad de innovación, se han convertido en elementos fundamentales dentro de las Pymes. La pequeña y mediana empresa ha tenido que adaptarse a una economía en constante cambio y buscar nuevas herramientas o fórmulas para mantener sus actividades profesionales. En muchos casos, esto ha significado la diversificación de servicios y productos, la exploración de nuevos mercados y, por supuesto, la transformación digital.

La transformación digital se ha acelerado de manera notable para las Pymes en 2023. Teniendo en cuenta que, en la mayoría de los casos, se ha utilizado este proceso como elemento clave para obtener herramientas que permiten una salida "creativa" a una situación económica compleja.

Estrategias clave en un entorno cambiante

La supervivencia y el crecimiento de las empresas han dependido en gran medida de su capacidad para adaptarse estratégicamente a estos tiempos inciertos. En un informe titulado 'Tomando el pulso a las Pymes' elaborado por BBVA, se destacan las principales preocupaciones de estas empresas: la escalada de la inflación, la búsqueda de rentabilidad, el aumento de los costes energéticos, los riesgos de impago y la reducción de la demanda. Estos desafíos han variado en intensidad según el tamaño y sector de cada empresa, aunque están presentes en la gran mayoría de ellas, siendo los desafíos más claros según señala el propio tejido empresarial.

Además, la gestión del talento humano se ha convertido en otro aspecto crucial. La retención de empleados talentosos y la atracción de nuevos talentos, en un mercado laboral cada vez más competitivo y globalizado, ha sido un reto adicional para las Pymes. La formación continua y el desarrollo profesional de los empleados han sido áreas de inversión clave para mantener un equipo motivado y preparado para los desafíos actuales.

Innovación y adaptación: Claves para el futuro

El informe 'Oportunidad en el cambio' de Acquis refleja una percepción empresarial más matizada y, de hecho, menos pesimista en relación al futuro en 2023. Alrededor de un 28% de las Pymes se mostraron preocupadas por su futuro, con un 19% sintiéndose pesimistas y un 9% muy pesimistas sobre su viabilidad a largo plazo. Curiosamente, las industrias con mayor optimismo fueron aquellas mejor preparadas para ajustarse a las dinámicas económicas actuales, lo cual resalta la capacidad de adaptación y la importancia de la transformación digital y la adopción de nuevas herramientas, no solo en el marketing, sino también en los procesos productivos de las propias empresas. Incluyendo, por supuesto, la creciente presencia de la inteligencia artificial como un elemento que aún tiene un enorme recorrido, tanto en su adaptación a la empresa como en su utilidad real y aplicaciones eficaces.

Además de estas preocupaciones generales, el estudio de Acquis destaca la necesidad de un enfoque más orientado hacia la sostenibilidad y la responsabilidad social empresarial. Esto incluye prácticas más respetuosas con el medio ambiente y un compromiso con la comunidad local y la sociedad en su conjunto. Las Pymes que han integrado estos aspectos en su modelo de negocio no solo han mejorado su imagen y reputación, sino que también han abierto nuevas vías de negocio y colaboración y, en general, han mejorado notablemente su visión de futuro, con un mayor optimismo hacia el año que recién comienza.

2023 ha sido un año de aprendizaje y adaptación para las Pymes españolas. A pesar de los múltiples desafíos, la capacidad de reinventarse y aprovechar las oportunidades emergentes será determinante para su éxito en el futuro. Con un enfoque estratégico y optimista, estas empresas pueden convertir los obstáculos en escalones hacia un crecimiento sostenido y significativo. La clave estará en seguir innovando, adaptándose y manteniendo una visión positiva hacia el futuro.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_