_
_
_
_
_

Las razones por las que has de apagar tu teléfono aunque sea muy potente

Por lo menos una vez a la semana

Las razones por las que has de apagar tu teléfono aunque sea muy potente

Nuestros teléfonos actuales se han convertido en verdaderos ordenadores de bolsillo. Más, si utilizas los más punteros que hay en el mercado. Sí, a día de hoy cualquier gama media que se precie parte de los 6 GB de RAM, por lo que su rendimiento es impresionante.

Pero, aun así, y aunque tengas un modelo de gama alta, tu teléfono tiene que apagarse de vez en cuando. Y razones no faltan para que lo incorpores a tu rutina diaria, o semanal. De esta manera, ayudarás a que funcione siempre en las mejores condiciones y frenarás un poco la degradación de la batería.

Por qué debería apagar mi teléfono cada cierto tiempo

El primer motivo es el sobrecalentamiento. Los teléfonos actuales generan mucho calor, especialmente aquellos modelos que ofrecen una mayor potencia. Así que, a pagar el teléfono ocasionalmente ayuda a prevenir el sobrecalentamiento, que puede dañar los componentes internos.

Sobretodo si has abierto aplicaciones o juegos que requieren una gran carga gráfica. Un reinicio que cierre todos los procesos te puede evitar un susto innecesario. O que tu teléfono no pueda hacer fotos en un rato hasta que se enfríe (lo digo por experiencia con mi amado Huawei P20 Pro).

Por otro lado, aunque tengas una memoria que parece infinita, el sistema poco a poco se va saturando por la memoria caché almacenada. En mi caso, tengo un modelo de gama alta y he llegado a ver más de 40 aplicaciones abiertas.

Samsung Galaxy Z Fold5
/Unplash

Una barbaridad que mi smartphone soportaba con soltura, pero empecé a notar problemas en el rendimiento. Parones raros al ver un vídeo, tiempos de carga un poco más largos en un juego… Nada como un reinicio rápido para ‘matar’ todos los procesos y que tu teléfono funcione más rápido que nunca.

Otra de las razones por las que debes apagar tu teléfono de vez en cuando tiene que ver con la batería. Por si no lo sabías, los ciclos de carga y descarga constantes desgastan la batería. Así que apagar el teléfono puede ayudar a preservar su capacidad a largo plazo.

 Como habrás visto, no te faltarán razones por las que apagar y encender tu teléfono de forma ocasional. ¿Cuándo deberías hacerlo? En mi experiencia, me he acostumbrado a lo que hacía hace unos años: apagarlo cada noche y dejar que se cargue. Claro que lo puedes dejar encendido, pero por lo menos reiniciarlo antes de dejar de usarlo para irte a dormir. Así, cuando te despiertes lo podrás utilizar sin limitación alguna.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_