_
_
_
_
_

Así es el proceso de certificación de empresas emergentes o startups

Las startups pueden solicitar la certificación a través de ENISA

Las empresas emergentes o startups tienen la opción de obtener una certificación que respalde su solidez y viabilidad. En este sentido, la Empresa Nacional de Innovación (ENISA) se ha convertido en un referente para el proceso de certificación de estas empresas.

Para poder obtener la certificación, el interesado tendrá primero que registrarse en el portal del cliente de Enisa. Una vez lo haga, deberá hacer clic en ‘certificaciones’ y después, en ‘rellenar formulario’.

Al acceder al portal del cliente se deberán completar los datos de la empresa, así como su dirección y los datos del representante legal y del solicitante de la certificación.

A fin de completar el registro correctamente, deberá aportarse el NIF de la empresa, el certificado de estar al corriente del pago en la Agencia Tributaria, así como el de la Seguridad Social, las cuentas anuales del último ejercicio cerrado presentadas en el Registro Mercantil, la escritura de constitución de la sociedad y se tendrá que adjuntar también un modelo de declaración responsable.

Presentar el plan de negocio

A continuación, la empresa tendrá que presentar un plan de negocio. Uno de los factores que se considerarán para valorar de manera directa el carácter de emprendimiento innovador será el que se hayan firmado una o varias pólizas de crédito con ENISA. Además de eso, se incluyen criterios como la presencia de innovación en el modelo de negocio o en el producto o servicio que se ofrezca. Aparte, deberán cumplimentarse criterios objetivos de evaluación del carácter de emprendimiento innovador, el desarrollo o utilización de patentes o, por ejemplo, de tecnología propia.

En la evaluación del plan de negocio también se tendrá en cuenta el grado de escalabilidad de la empresa solicitante, por lo que se evaluarán criterios como el grado de atractivo del mercado, la fase de vida de la empresa, el modelo de negocio, la competencia, el equipo directivo, los socios y accionariado, los proveedores y los clientes que se tengan. Todas estas características deben incluirse también en el apartado sobre el modelo de negocio de la empresa.

Ventajas de obtener la certificación

Las ventajas de que una startup obtenga la certificación son diversas y pueden brindar beneficios significativos para su desarrollo y crecimiento. Entre ellas destaca la reducción del tipo impositivo del Impuesto sobre Sociedades al 15%, lo cual puede suponer un alivio financiero considerable y permitir que la startup destine más recursos a la innovación y expansión.

Además, las empresas tendrán la posibilidad de acceder a aplazamientos de deudas tributarias, lo que puede facilitar el cumplimiento de obligaciones fiscales sin afectar la liquidez y el flujo de efectivo de la empresa en sus etapas iniciales.

Asimismo, podrán conseguir la bonificación durante tres años de las cuotas a la Seguridad Social. Los emprendedores también verán aumentada la deducción por inversión en empresas de nueva creación, incrementando el tipo al 50% y la base máxima hasta 100.000 euros, algo que incentiva a los inversores a apostar por startups en sus primeras etapas y promueve la inversión en innovación.

Más información

Archivado En

_
_