De los 159.000 euros del director a los 9.000 del becario: los salarios de la abogacía de los negocios subieron en 2022

Las firmas nacionales apostaron más por los becarios, asociados y asociados senior y las internacionales por junior y directores

Getty
Getty

La retribución salarial de los abogados aumentó sustancialmente en todas las categorías a nivel sectorial en 2022, frente a la ligera subida del 2021. Esta es una de las conclusiones del XVIII edición del Análisis comparativo de las retribuciones en los despachos de abogados en España, elaborado por Signium, firma internacional de executive search, en colaboración con la Universidad Francisco de Vitoria, que ha sido presentado este jueves en el centro universitario.

Entre las principales conclusiones, el informe destaca que la parte fija y la variable crecieron en todas las tipologías de despacho (en las firmas nacionales, internacionales y big four, un 4,53% en la categoría de los directores; un 4,52% en la de los asociados senior; un 5,81% en la de los asociados; un 6,94% en la de los junior; y un 10,32% en la de los becarios). Las boutiques legales españolas, al igual que el año anterior, mejoraron sus propuestas salariales (un 13,02% en el caso de los directores; un 14,66% en el de los asociados senior; un 12,08% en el de los asociados; un 9,75% en el de los junior; y un 13,55% en el de los becarios). La figura del paralegal, tras años de caídas, también subió notablemente (un 10,35%). Por tanto, en cuanto a la retribución total, todas las tipologías de despacho subieron.

Firmas nacionales (fijo y variable)

  • Director: 128.938 euros.
  • Asociado senior: 90.381 euros.
  • Asociado: 61.529 euros.
  • Junior: 39.695 euros.
  • Becario: 16.216 euros.

Firmas internacionales (fijo y variable)

  • Director: 158.726 euros.
  • Asociado senior: 106.423 euros.
  • Asociado: 69.653 euros.
  • Junior: 44.102 euros.
  • Becario: 17.026 euros.

Big four (fijo y variable)

  • Director: 140.597 euros.
  • Asociado senior: 79.874 euros.
  • Asociado: 51.643 euros.
  • Junior: 36.161 euros.
  • Becario: 14.333 euros.

Boutiques nacionales (fijo y variable)

  • Director: 105.075 euros.
  • Asociado senior: 75.089 euros.
  • Asociado: 48.357 euros.
  • Junior: 30.837 euros.
  • Becario: 8.941 euros.

Paralegales

  • Firmas nacionales: 21.812 euros.
  • Firmas internacionales: 40.739 euros.
  • Big four: 22.600 euros.
  • Boutiques: 22.333 euros.

En cuanto a las categorías profesionales, las firmas nacionales apostaron más por los becarios, asociados y asociados senior. En cambio, los bufetes internacionales lo hicieron por los junior y directores, mientras que las big four fueron más conservadoras.

Respecto a la figura de becarios del máster de acceso, se observa una importante variación positiva en términos económicos. Lo mismo en relación con los paralegales. “Volvemos a interpretar que esta figura, a pesar de desempeñar un rol muy valorado por los despachos, ha estado años sin contar con reconocimiento externo e institucional”, señala el informe.

Retribución no dineraria

Con respecto a la retribución no dineraria, el panorama se presenta estable, como en años anteriores, salvo por la irrupción del teletrabajo en 2020. “Podríamos destacar los planes de pensiones que, tras su reforma, empiezan a verse entre las ofertas y paquetes retributivos de las firmas. Nos plantea serias dudas su grado de vinculación ya que el beneficio se disfruta a muy largo plazo”, apunta el análisis.

Como novedad, los beneficios sociales se comienzan a extender a la figura de los becarios, sobre todo en los conceptos del teletrabajo, flexibilización de la jornada, formación y fomento del deporte. Además, algunas firmas incluyen en sus políticas de atracción del talento joven el pago del máster de acceso a la abogacía (hasta 40.000 euros) como parte del paquete de retributivo. Y las big four siguen siendo las más innovadoras en términos de beneficios no dinerarios (voluntariado corporativo, bonus de retención de talento, fisioterapia o servicio médico digital).

“Esperamos que la buena evolución del sector en el año 2022 sea una tendencia a futuro que ayude a seguir desarrollando el sector legal en España. Firmas nacionales e internacionales siguen apostando por el mercado local. Los despachos nacionales, independientemente de su tamaño, mantienen su propuesta de valor en el mercado frente a los competidores internacionales. El sector legal español presenta una sana estructura competitiva que se refleja en el estudio, donde el talento se disputa tanto como en los grandes deals”, ha dicho Carlos Alberola, principal en Signium.

Por su parte, Javier de Cendra, decano de la Facultad de Derecho, Empresa y Gobierno de la Universidad Francisco de Vitoria, ha añadido que “las conclusiones del estudio muestran claramente el valor que los abogados aportan a la sociedad gracias a su profesionalidad y compromiso con sus clientes, con el buen funcionamiento de la justicia, la economía y la sociedad, lo cual es reconocido de diversas maneras, también a través de las retribuciones”.

Normas

Archivado En