_
_
_
_

Los Goya reivindican la recuperación (a medias) del cine español en plena crisis mundial de taquilla

La taquilla de las películas españolas en 2022 casi duplicó a las de los años de pandemia pero aún está lejos de antes de la Covid

Imagen del forjado de una estatuilla de los Premios Goya.
Imagen del forjado de una estatuilla de los Premios Goya.Getty Images
Álex Medina R.

El final de As Bestas, el film con más nominaciones y ganador del premio a la mejor película en la 37ª edición de los Premios Goya que se celebró este sábado, y la cinta con mejores cifras de taquilla entre las principales candidatas, da pie a varias interpretaciones. Que cada espectador decida. Con las estadísticas de taquilla pasa algo similar: aguantan lo que haga falta (también como los protagonistas franceses de la película de Rodrigo Sorogoyen). En lo bueno y en lo malo.

En lo bueno: el cine español terminó el año 2022 con una taquilla conjunta de 82 millones de euros, casi el doble de los 42 millones de un 2021 en cuya primera parte todavía se aplicaban duras restricciones en los espacios públicos o los 43 del truncado 2020.

En lo malo: como en casi toda cifra desbaratada por la pandemia, esos 82 millones están lejos de los 94 que se recaudó en 2019 y más lejos aún de la racha por encima de los 100 millones anuales de taquilla que logró encadenar durante varios años el cine español desde mediados de la década pasada y siempre según la estadística oficial del Ministerio de Cultura.

En lo bueno: As Bestas ya ha recuperado con creces lo que costó producirla. Con un presupuesto en torno a los 3,5 millones de euros, la recaudación acumulada hasta el 5 de febrero después de 13 semanas desde su estreno se acerca a los 4,5 millones y, al calor de los premios, fue la película más vista en salas durante la semana pasada. Alcarràs, otra candidata de la noche, ha ingresado poco más de 2,3 millones desde su estreno (hace 12 semanas), aproximadamente lo que costó realizarla (aunque algunas fuentes elevan el coste a los tres millones).

En lo malo: las tres restantes candidatas a mejor película están muy lejos de cubrir con taquilla su coste. Especialmente, Modelo 77, que contó con un presupuesto de unos 7,5 millones de euros y, hasta el fin de semana pasado, había recaudado poco más de 2 millones. Cinco lobitos, por su parte, cuyo presupuesto según medios especializados en cine ascendió a 2,5 millones, apenas ha recaudado 829.023 euros desde que se estrenó hace 36 semanas y La maternal, pese a que no hay datos sobre su coste, difícilmente ha enjugado pérdidas, con una recaudación de 200.119 euros.

El club de los milmillonarios

La recuperación a medias del cine español se alinea con los titubeos generalizados que acosan al cine mundial entre rebotes pospandémicas y la guerra cruenta de las plataformas de streaming. Según las cifras de Mojo, en 2022 sólo tres películas superaron la cifra estratosférica de los 1.000 millones de recaudación en todo el mundo: Avatar: el sentido del agua (que ya sobrepasó los 2.000 millones pese a estrenarse a mediados de diciembre), Top Gun: Maverick y la última de Parque Jurásico. La apuesta de Marvel con Doctor Extraño se quedó a las puertas.

En 2019, antes de la Covid-19, el cine de los grandes estrenos vivió un año insólito, con hasta nueve películas por encima del billón americano y con la última entrega de los Vengadores rozando los tres. Como dato añadido: excepto Joker, todas las demás pertenecían al universo Disney (ya sea en su modalidad tradicional, digital, Marvel o Star Wars). A día de hoy, la matriz del ratón Mickey anda anunciando despidos de hasta 7.000 empleados.

Aquel año fue excepcional en el cine de origen norteamericano, porque lo habitual antes de ese pico es que sólo cuatro o cinco cintas alcanzaran esas cotas cada año. Algo similar ocurre cuando se le quitan tres ceros a la ecuación para analizar la taquilla española. Aquí, el baremo hay que bajarlo hasta el millón de euros de recaudación, una cota que, exceptuando los años de pandemia, suelen alcanzar una veintena de películas españolas. 

El año pasado, en concreto, 18 películas ingresaron en salas más de un millón de euros en España. La que más, con 15,6 millones en total, Padre no hay más que uno 3; la saga de Santiago Segura que ya fue la más vista del año en el cine español en sus primera y segunda parte (2019 y 2020). La tercera mejoró en taquilla a sus precedentes.

Por debajo del fenómeno Segura, la segunda película española más vista fue otra tercera parte, la de Tadeo Jones, con 11,8 millones, y le sigue Los renglones torcidos de dios, muy lejos con 5,7 millones. As bestas, a cierre de 2022, era la sexta película española más vista, si bien sumando el acelerón en enero gracias a los Goya podría llegar a la cuarta plaza. 

En cuanto al resto, Alcarràs y Modelo 77 ocupan la séptima y octava plaza, respectivamente, mientras que Cinco lobitos baja al puesto 23 y La maternal, al 42.

Finalmente, las nominaciones y premios de los Goya suelen notarse en la ganadora. Por ejemplo, la más galardonada el año pasado, El buen patrón, había terminado el año 2021 con una recaudación de 3,5 millones, justo lo que había costado producirla. Un mes y medio después, entregados los cabezones, alcanzó los 4,4 millones totales de ingresos. La gala también sirvió para dar beneficios. 

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Álex Medina R.
Jefe de sección de Empresas y Sectores. En prensa económica desde el cambio de siglo, ha trabajado en periódicos locales y provinciales así como en nacionales salmón y páginas web. También tiene experiencia en diferentes gabinetes de comunicación públicos y privados.

Más información

Archivado En

_
_