_
_
_
_
_

El dueño de Cosentino acepta seis meses de prisión y el pago de un millón a trabajadores afectados por silicosis

La sentencia destaca que Silestone es "mucho más peligrosos para la salud" que otras rocas naturales

El logotipo de Cosentino.
El logotipo de Cosentino.REUTERS
Madrid -

El dueño del gigante almeriense Cosentino, Francisco Fernández Cosentino, ha sido condenado a la pena de seis meses y tres días de prisión por cinco delitos de lesiones graves por imprudencia grave y al pago de una indemnización de 1,1 millones de euros a cinco trabajadores afectados por silicosis, según informa El País. Una pena que el propio empresario aceptó la semana pasada, tras asumir los hechos que la Fiscalía le atribuyó durante la vista oral en la que compareció por videoconferencia desde Almería.

El fiscal acusaba al empresario, líder del sector de encimeras de cocinas, de no haber facilitado información suficiente a la empresa viguesa Granitel sobre cuál era la composición de Silestone, el material estrella que distribuyó Cosentino y que provocó que varios trabajadores contrajeran silicosis, ya que la compañía marmolista no pudo tomar las medidas adecuadas de protección a la hora de manipular el producto. Por ello, el ministerio público solicitó, inicialmente, una pena de tres años de cárcel para Fernández Cosentino.

No obstante, tras alcanzar un acuerdo de conformidad, el fiscal terminó por interesar la rebaja de la petición de pena a seis meses y tres días de cárcel, que no implica el ingreso en prisión. Todo ello, después de aplicar las atenuantes de reparación del daño, tras aceptar el pagó de 1,1 millón de euros a los afectados, y las dilaciones indebidas por la década que arrastra el procedimiento.

"Mucho más peligroso para la salud"

Aunque el juzgado de Vigo dictó una sentencia in voce para dar validez al pacto, que ha sido adelantado por El País, la resolución se ha dado a conocer este martes, justo en un momento en el que el grupo está preparando su salida a Bolsa.

En la resolución, la juez Montserrat Delgado afirma que Silestone, un aglomerado de cuarzo, es "mucho más peligrosos para la salud" que otras rocas naturales. Según señala, este material posee un porcentaje de sílice de alrededor del 95%, frente al porcentaje al 20% que posee el granito o el 3% del mármol.

"La cantidad de partículas que libera su manipulación es mayor que la que liberan el granito o el mármol, lo que incrementa el riesgo de inhalarlas y de que lleguen a los alveolos pulmoneares de quiénes lo trabajan, multiplicándose con ello el riesgo para estos de contraer la silicosis", reza la sentencia. Miles de operarios repartidos por toda España que han trabajado con Silestone se han visto afectados de silicosis.

En este sentido, la magistrada apunta que se debieron ampliar y extremar las medidas de precaución y de seguridad para evitar este riesgo. De hecho, esta causa penal se dirigía también contra el dueño de Granitel, que asumió la pena de un año, tres meses y un día de prisión por un delito contra los derechos de los trabajadores y cinco delitos de lesiones graves por imprudencia grave.

"Falta de diligencia inexcusable"

La juez Delgado destaca que, pese que una evaluación de riesgos le alertó del riesgo para los trabajadores de "la exposición de sustancias nocivas", el administrador de la compañía viguesa actuó con "una falta de diligencia inexcusable", al no adoptar medidas. De hecho, subraya que este empresario no realizó mediciones higiénicas ambientales hasta el año 2010, cuando una inspección de Trabajo le obligó, un año después de que se detectara el primer caso de silicosis en un trabajador, sin ni siquiera preocuparse antes de dicha fecha "por averiguar la composición" de los tableros de Silestone.

En cuanto a la actuación de Cosentino, el fallo indica que, al menos, desde el año 2000 era conocedor "de los riesgos y peligrosidad que conllevaba la manipulación" de Silestone, "ya que varios de sus empleados habían contraído la silicosis al elaborarlo en su fábrica de Almería". Por ello, la juez le achaca también una conducta "negligente", ya que no facilitó ninguna información al respecto a Granitel hasta el año 2009.

Así, la sentencia concluye que "lo exigible" es que Cosentino, "por iniciativa propia", hubiera facilitado la ficha de seguridad del material a manipular con la primera entrega del producto "o incluso antes", así como la documentanción relativa a las revisiones posteriores.

Reacción

Tras conocerse el contenido de la sentencia, el grupo Cosentino ha aclarado que, pese haber alcanzado un acuerdo de conformidad con la Fiscalía, no ha admitido que ocultó que la manipulación de Silestone haya provocado la mayoría de casos de silicosis que han afectado a 1.856 operarios. La conformidad ha sido la vía elegida por el equipo legal de la empresa para "acabar de forma definitiva" un largo proceso en el que la acusación popular, incluso, ya se había retirado, después de que el taller para el que trabajaban los afectados se declarara insolvente.

Asimismo, apunta que el procedimiento penal que ha tenido lugar en Vigo, es un proceso relacionado con cinco trabajadores y que su caso "no es extrapolable a otros procedimientos pasados o futuros". En esta línea, recuerda que otras sentencias declararon que la compañía había informado de manera "adecuada y suficientemente sobre sus productos" y que son los encargados de las marmolerías los que tienen la "responsabilidad" de garantizar las medidas de seguridad a sus trabajadores.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_