_
_
_
_
_

Hacienda recuperará con el IRPF unos 2.400 millones del coste de la subida de las pensiones por el IPC

El Estado retornará el 17% del gasto derivado de la actualización a la inflación

La revalorización de las pensiones aumentará la recaudación un 17% en 2023
Infografía: Belén Trincado
Pablo Sempere

El Ministerio de Hacienda recuperará con el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) unos 2.400 millones de los casi 14.000 que costará revalorizar durante el año 2023 las pensiones con el IPC. Es decir, al Estado retornará aproximadamente un 17% del gasto público extra derivado de la actualización de las prestaciones debido a la elevada inflación, según los cálculos de este diario cotejados con varios expertos. Estos ingresos fiscales, sin embargo, no vendrán del grueso de los pensionistas, sino de la minoría de jubilados que sí tributa en el IRPF.

En España hay, a grandes rasgos, dos tipos de pensionistas a efectos del impuesto sobre la renta. Los que no pagan por no llegar al mínimo exigido por Hacienda (unos 5,5 millones de personas) y los que sí abonan el tributo, unos 4,2 millones. De estos últimos, cerca de 3,5 millones se mueven entre el límite tributario y la paga máxima del sistema, mientras que la parte restante, unas 700.000 personas, cobra por encima de esta pensión máxima al complementar su prestación pública con planes privados.

Es decir, aunque todos los pensionistas se beneficiarán durante 2023 –en la parte correspondiente a la prestación pública– de una subida del 8,5% para compensar la pérdida de poder adquisitivo por la elevada inflación, solo una parte tendrá que pagar más en el IRPF por esta revalorización.

Los que sobrepasan por poco el límite de tributación tendrán que abonar unos 400 euros de más al año en el IRPF tras la subida, según cálculos del Registro de Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas. Por su parte, los que se encuentran en los tramos más altos estarán obligados a pagar unos 1.500 euros extra tras la revalorización.

Los cálculos se han llevado a cabo con datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y, principalmente, de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, que ofrece cifras desagregadas por tramos de pensión. Como los datos de la Agencia Tributaria corresponden al año 2021, a las prestaciones se les han aplicado las respectivas revalorizaciones de 2022 y 2023.

A partir de aquí, y dado que la estadística de la Agencia no discrimina entre prestaciones públicas y privadas, todos aquellos tramos que superan a la pensión pública máxima (fijada este ejercicio en los 42.800 euros) han sido ajustados para ver los efectos de la revalorización del 8,5% únicamente en la parte de la asignación correspondiente al sistema de la Seguridad Social.

Los datos de la Agencia Tributaria, de hecho, corroboran que la mayor parte de los pensionistas que están por encima de la paga máxima del sistema público reciben de media más de dos asignaciones por persona. De esta forma, mientras que en el abanico que va de la pensión más baja a la más alta del sistema el promedio de prestación por persona es de 1,15, por encima del máximo el promedio de asignación por jubilado asciende a 2,3 pensiones. Es de suponer, explican varios expertos consultados, que es en los tramos altos donde más peso tienen las prestaciones privadas.

Uno de los casos más ilustrativos se ve con los dos mayores tramos de ingresos, que oscilan entre los 82.000 y los 169.000 euros al año combinando pensión pública y privada. En estos grupos, el número de pensiones por persona supera el 2,5.

Recaudación

Los pensionistas que reciben la prestación pública máxima serán los que más dinero aporten a los cerca de 2.400 millones de euros que recuperará Hacienda en 2023 en forma de IRPF. La razón, explican los expertos consultados, es el peso que tienen estos contribuyentes dentro del total de pensionistas sujetos al gravamen, así como la base imponible que tienen asignada.

Así, los beneficiarios de la asignación máxima del sistema (unas 540.000 personas) tendrán un aumento medio de la cuota íntegra de 1.250 euros por persona, con un correspondiente alza de la recaudación de 673 millones.

Los pensionistas que sobrepasan por poco el límite de tributación son la mayoría (860.000 personas), sin embargo, al tener un aumento de la cuota mucho menor, de unos 500 euros, tendrán un peso menor en el aumento de los ingresos, de solo 423 millones.

Los pensionistas que alcanzan las mayores cuantías (por encima de los 80.000 euros al año) gracias al efecto de los planes privados son una minoría, apenas 24.000 personas en toda España (el 0,2% del total). Sin embargo, los aumentos en la cuota íntegra de 1.500 euros de media por cabeza sumarán a la recaudación unos 36 millones de euros. El resto de los tramos aportarán los 1.300 millones restantes.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Pablo Sempere
Es redactor en la sección de Economía de CINCO DÍAS y EL PAÍS y está especializado en Hacienda. Escribe habitualmente de fiscalidad, finanzas públicas y financiación autonómica. Es graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

_
_