Barceló prevé un 2023 histórico e invertirá 250 millones en compras y reformas

Prevé que las tarifas seguirán al alza y que este año se recuperará la ocupación precrisis

Raúl González, consejero delegado de Barceló Hotel & Resorts
Raúl González, consejero delegado de Barceló Hotel & Resorts

Barceló afronta 2023 con renovado optimismo tras un ejercicio en el que volvió a tener beneficio y en el que los ingresos se duplicaron con respecto al ejercicio anterior. “Tuvimos un año muy favorable tras dos años terribles. En 2022, la facturación del grupo se ha duplicado, al crecer un 104% anual, mientras que los ingresos de la división de hoteles se han incrementado un 74%”, aseguró Raúl González, consejero delegado de Barceló Hotels & Resorts, durante un encuentro con la prensa previo a la Feria Internacional de Turismo (Fitur). “Haremos un 2023 mejor de 2019 y lograremos un récord histórico en la división de hoteles”.

La cadena hotelera balear sostiene su optimismo en las reservas de los primeros meses del año. “Los datos de este año en libros son positivos. La gente está reservando a última hora, pero en aquellos destinos donde hay visibilidad, como Canarias y Caribe, las cifras son mejores que en 2019”. Pese a los temores sobre el impacto que la inflación o la desaceleración económica podían tener en el poder adquisitivo de los turistas, González considera que se ha producido un cambio de paradigma. “La mentalidad del turista sobre la renta disponible ha cambiado. La gente está dispuesta a ahorrar en otros capítulos para hacer viajes. Ahora mismo sería impensable no viajar durante un año”, aseguró.

La recomposición de las cuentas irá acompañada de un crecimiento de la cartera de hoteles, con el foco puesto tanto en las reformas como en las adquisiciones. “Este año invertiremos entre 150 y 200 millones entre adquisiciones y reformas. Ese será el mínimo”. Entre las reconversiones en marcha destacó un hotel en Granada, otro en Pamplona y los activos en Fez y Marrakech. “Si generamos un flujo de caja de 400 millones y nada se tuerce podríamos llegar a tener hasta 250 millones para inversiones”, recalcó. En ese escenario barajó la posibilidad de abordar alguna operación corporativa con posterioridad. “Si los números siguen acompañando, nos los plantearemos en algún tiempo”.

Preguntado sobre el perfil de compañía en la que estaría interesado, González destacó que la prioridad será el retorno de la inversión. “Este será más rápido en geografías donde estamos o en hoteles grandes que pueden ser reformados. Por ahora el foco se ha centrado en México o Marruecos, con tasas de rentabilidad más altas que España”. En cualquier caso apuntó a que el proceso de consolidación en el sector seguirá produciéndose en el corto y medio plazo. “Seguimos con bastantes negociaciones abiertas. Tengo la impresión de que el mercado está muy fragmentado, hay demasiadas marcas y va a ser muy difícil competir de forma individual, especialmente para los más pequeños, en un mundo cada vez más profesionalizado”.

Entre las nuevas aperturas, el consejero delegado de la división de hoteles destacó la reapertura de los hoteles en Maldivas y Sri Lanka, cerrados durante toda la pandemia, así como la inauguración de hoteles en Funchal (Madeira), Lanzarote (tendrá 720 habitaciones), Gran Canaria, Lujbliana (Eslovenia), Varsovia (Polonia), Capadoccia (Turquía) o Cabo Verde. González remarcó que en este último caso ha tenido que prestar dinero al propietario para desbloquear la construcción de un activo que llevaba seis años parado por los problemas para encontrar financiación.

Normas
Entra en El País para participar