_
_
_
_
_
Criptomonedas

FTX y su filial en Bahamas llegan a un acuerdo para coordinar los procesos de la quiebra

Los equipos que dirigen el proceso de quiebra en EE UU y Bahamas trabajarán de forma conjunta para la recuperación de pérdidas

Logo de FTX en el FTX Arena en Miami, Florida
Logo de FTX en el FTX Arena en Miami, FloridaMARCO BELLO (REUTERS)

El equipo de la administración concursal de FTX en EE UU ha llegado a un acuerdo con los liquidadores que cierran las operaciones de la criptobolsa en las Bahamas para coordinar sus esfuerzos e intercambiar información, resolviendo una disputa que amenazaba la recuperación de lo que podrían ser miles de millones de dólares en fondos perdidos.

En un comunicado conjunto del viernes, las dos partes dijeron que "trabajarán para compartir información, asegurar los activos y restaurar el patrimonio y coordinar los litigios contra terceros". Asimismo, fijarán estrtegias para maximizar el reembolso de fondos a los inversores. El equipo del concurso de acreedres estadounidense de FTX ha estado en desacuerdo con las autoridades de Bahamas  desde noviembre, cuando se presentaron solicitudes de quiebras en ambos países.

La Comisión de Valores de Bahamas inició el 10 de noviembre el procedimiento de liquidación contra FTX Digital Markets, la filial de la empresa con sede en Bahamas. Al día siguiente se presentó en Delaware un la solicitud de quiebra en Estados Unidos (el llamado capítulo 11), que incluía a más de 100 entidades de FTX, entre ellas FTX Trading y el fondo de cobertura de criptomonedas Alameda Research.

 Los reguladores de Bahamas han incautado de los activos de FTX, lo que según los responsables de la quiebra estaba destinado a salvaguardar los activos que en última instancia serán devueltos a los acreedores de FTX Digital Markets. John Ray, que asumió el control de FTX después de que el fundador Sam Bankman-Fried dimitió en noviembre, había acusado a los liquidadores de Bahamas de aliarse con el fundador caído en desgracia para socavar el caso de quiebra de EE UU y trasladar los activos a las Bahamas.

Los abogados de Ray habían rechazado la demanda de los liquidadores de acceder a los sistemas internos y a las cuentas de Slack y correo electrónico, diciendo que "no confiaban" en el uso de esa  información por parte de la filial de Bahamas y que podría usarse para desviar activos del equipo de bancarrota estadounidense.

Los reguladores de valores de Bahamas acusaron a Ray de mostrar "desdén" en sus declaraciones sobre la confiscación de activos en Bahamas.

El equipo de EE UU también ha cuestionado el tamaño de los activos de Bahamas que fueron incautados, diciendo que valían 296 millones de dólares en noviembre, y no 3.500 millones como estimaban los liquidadores. El comunicado conjunto decía que el equipo de EE UU está convencido de que los activos estaban debidamente protegidos.

Ray señaló que aún quedan algunas cuestiones por resolver para cerrar el acuerdo definitivo con los liquidadores de Bahamas. El comunicado del viernes decía que los detalles del acuerdo se presentarán "en breve" ante el Tribunal de Quiebras de EE UU  en Delaware.

Bankman-Fried fue detenido y se declaró inocente de las acusaciones de fraude el 3 de enero. Ray ha dicho que la plataforma de criptodivisas perdió 8.000 millones de dólares de dinero de clientes, y agregó que el equipo de bancarrota se centra en la recuperación de activos para pagar a los acreedores.

 

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_