El bróker de criptoactivos Genesis estudia declararse en quiebra, arrastrado por FTX

La firma habría despedido al 30% de los empleados ante el agujero financiero sufrido en los últimos meses

Sam Bankman Fried, el fundador de FTX, frente al juzgado de Manhattan en Nueva York el pasado 22 de diciembre.
Sam Bankman Fried, el fundador de FTX, frente al juzgado de Manhattan en Nueva York el pasado 22 de diciembre.Reuters

La plataforma de compraventa de criptomonedas Genesis amenaza con ser la siguiente pieza de dominó que cae en la industria arrastrada por la quiebra de FTX. En las últimas semanas, Genesis ha buscado un balón de oxígeno en forma de un préstamo de emergencia de 1.000 millones de dólares por parte de los inversores, pero según avanza el diario The Wall Street Journal, la tensión financiera que sufre la compañía podría empujarla hacia la quiebra.

La crisis de la plataforma de criptoactivos se ha agudizado con la reciente bancarrota de FTX. Genesis había prestado cientos de millones de dólares a la firma comercial hermana, Alameda Research, justo antes de su colapso el pasado mes de noviembre. Pero el agujero financiero viene de más atrás. La firma ya había concedido un préstamo de 2.400 millones al fondo de cobertura de criptomonedas Three Arrows Capital, que también quebró el año pasado. El préstamo tendría una cobertura del 50%, pero aun así las pérdidas para Genesis fueron millonarias.

Precisamente, el pasado verano y tras el colapso de Three Arrows Capital, Genesis recortó el 20% de su plantilla y su entonces director ejecutivo, Michael Moro, presentó su dimisión. Según The Wall Street Journal este jueves el bróker habría despedido al 30% de los empleados, debido a la inestabilidad financiera que atraviesa.

En las últimas semanas, más allá de la citada inyección de 1.000 millones de dólares, Genesis había buscado apoyo financiero por parte de Binance y del gigante de capital privado Apollo Global Management.  En ese sentido, Derar Islim, director ejecutivo interino de criptomonedas Genesis Global Trading, pidió más tiempo a los acreedores para que la compañía encuentra fórmulas para resolver la crisis financiera, mientras acelera en un plan de reducción de costes.

Las turbulencias en el sector de criptoactivos comenzaron hace un año, cuando las subidas de tipos de interés en Estados Unidos hicieron que muchos inversores empezaran a retirarse de las inversiones de más riesgo. Pero el gran punto de inflexión ha sido el colapso de la principal plataforma de criptomonedas, FTX el pasado mes de noviembre.

Desde entonces, la industria ha experimentado un efecto dominó debido a la exposición que tenían los operadores a FTX y su firma comercial afiliada Alameda Research. Así, BlockFi se declaró en bancarrota el 28 de noviembre. Silvergate también reconoció una fuerte caída en los depósitos relacionados con criptomonedas en el cuarto trimestre, ya que los inversores, asustados por el colapso de FTX, retiraron más de 8.000 millones en depósitos. Y otras compañías han anunciado pérdidas millonarias debido a los depósitos en FTT, el token de FTX.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Más información

Archivado En