_
_
_
_
_

BlackRock congela las retiradas de su fondo inmobiliario británico

El fondo tiene activos por un valor cercano a los 4.000 millones de euros

Reuters

BlackRock, la mayor gestora del mundo, ha congelado este miércoles las retiradas de su fondo inmobiliario británico, un instrumento de inversión dirigido a profesionales que cuenta con activos valorados en 3.500 millones de libras (casi 4.000 millones de euros). Este movimiento se trata de un síntoma más de las dificultades que afrontan este tipo de vehículos cuando la volatilidad golpea a los mercados.

El gigante de la gestión ya comunicó hace días a los clientes del BlackRock UK Property Fund que aplazaría aún más sus solicitudes de reembolso. Estas solicitudes pospuestas fueron realizadas a finales de septiembre de 2022 y vencían por estas fechas, según comentó a Bloomberg una fuente familiarizada con el asunto.

El fondo tiene su sede en Jersey y sólo está abierto a inversores profesionales, incluidos varios planes de pensiones que en los últimos meses han reorientado sus carteras hacia activos más líquidos después de que la volatilidad de los mercados les dejara sobreexpuestos a participaciones difíciles de vender.

Con un total de 137 activos distribuidos entre 195 propietarios de participaciones, el fondo se compone mayoritariamente de propiedades industriales, concretamente, un 45,1% del valor total de los activos está asignado en este tipo de inmobiliario. El 20,9% corresponde a oficinas, un 17% a vivienda y un 14,4% son locales comerciales. El resto, lo mantiene en efectivo. A finales del tercer trimestre de 2022, llevaba una rentabilidad en el año del 11,9%, pero justo en ese trimestre, su rentabilidad se hundió al -4,5% durante esos tres meses.  

Un portavoz de BlackRock declinó hacer comentarios a Bloomberg. Tanto esta firma como otros gestores de activos ya limitaron las retiradas de fondos relacionados con el sector inmobiliario británico en octubre. En aquel momento, las gestoras sostuvieron que la congelación no estaba relacionada con la venta masiva de bonos del Estado británico que siguió al fiasco del "minipresupuesto" que le costó el puesto a la anterior primera ministra, Liz Truss.

A inicios de diciembre, el gigante del inmobiliario Blackstone, también limitó las retiradas de los inversores en su fondo de inversión inmobiliaria de 125.000 millones de dólares (118.965,73 millones de euros). Esta medida se produjo después de que las solicitudes de reembolso superaran los límites de ese trimestre.

Los fondos inmobiliarios británicos también suspendieron los reembolsos en otros momentos de tensión del mercado en los últimos años, como durante la crisis del coronavirus de 2020 o tras el referéndum británico para abandonar la Unión Europea en 2016.

Cuando alguno de estos fondos inmobiliarios trató de poner propiedades a la venta para cumplir con las peticiones de reembolso de sus clientes sin recurrir a hundir los precios de sus activos, se tardaron meses en vender la propiedad. Tras la congelación de las retiradas por el brexit, parte de los fondos consiguieron reabrir los reembolsos en cuestión de semanas, mientras que otros permanecieron congelados hasta seis meses, recapitula Bloomberg. 

Sobre la firma

Fernando Belinchón
Madrid. 1994. Máster en periodismo económico por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor de la Mesa Web de CincoDías. En el periódico desde 2016.

Más información

Archivado En

_
_