Bill Saad: “Hemos generado ingresos para más de 600 familias”

Preside un ‘family office’ con presencia en 22 mercados y ha puesto en marcha una fundación para impulsar el emprendimiento femenino

Bill Saad, presidente de Tara For Women y Jota2 Group.
Bill Saad, presidente de Tara For Women y Jota2 Group. Things of Cano

En España se le conoce por ser la nueva pareja de la modelo y presentadora Nieves Álvarez, pero hay mucho más detrás de Bill Saad (Beirut, Líbano, 1966). El empresario, filántropo y coleccionista preside Jota2 Group, un family office cuyo objetivo es invertir en sectores como el tecnológico o la alimentación, entre otros, y fue uno de los pioneros en introducir la cocina libanesa en Europa. Ahora, el grupo tiene presencia en 22 mercados y cuenta con cuatro sedes, en Madrid, Lisboa, Dubái y Londres. Además, en 2021 puso en marcha uno de sus proyectos más personales, la fundación Tara For Women, para ayudar a mujeres con proyectos de emprendimiento a salir adelante apoyándolas con recursos económicos, humanos y técnicos.

¿Por qué decidió fundar Tara For Women?

Las mujeres siempre tuvieron una gran importancia en mi vida y me ayudaron a ser el hombre que soy hoy. Siempre me preguntaba por qué, en algunos lugares, hay mujeres creciendo, emprendiendo, y otras no lo están consiguiendo, aunque estén más cualificadas. Han nacido en un lugar sin oportunidades, estas son las “mujeres Tara”. Me gustaría que todas pudieran decidir si su futuro está trabajando en casa, como directivas o construyendo su propia empresa.

¿Cómo ayuda la fundación a conseguirlo?

Nuestros focos principales están en el arte, la educación, los deportes y la tecnología. En primer lugar, abrimos un concurso basado en las diferentes categorías y un jurado externo selecciona entre tres y diez proyectos, a los que ofrecemos una ayuda de entre 10.000 y 25.000 euros, con un valor añadido: un mentor internacional que les guía en el proceso de desarrollo de su empresa. Les ayudamos a encontrar potenciales inversores o clientes gracias a nuestro ecosistema sin participar en la empresa.

¿Qué ha conseguido hasta ahora?

En febrero lanzamos la primera convocatoria internacional Tara For Women, para apoyar a mujeres emprendedoras con proyectos de impacto social, logrando una respuesta enormemente positiva. En solo tres semanas recibimos más de 140 proyectos de 10 países. Se seleccionaron los proyectos The Gravity Wave, Renace TCA y Gingko Africa. En pocos meses se han creado puestos de trabajo y generado ingresos adicionales para más de 600 familias, se han editado dos libros en inglés y francés y se ha atendido a más de 30 familias con enfermos con TDA. Es decir, no solo generamos oportunidades para las emprendedoras, también lo hacemos en sus familias y sus comunidades. Por otro lado, acabamos de lanzar la convocatoria de apoyo a mujeres artistas, que reconocerá a diez creadoras con premios de exposición, adquisición y creación de obra, que estará abierta hasta el 22 de marzo de 2023.

Después de tantos años como empresario de éxito, ¿cuál sería su consejo para triunfar en los negocios?

Antes de invertir, es muy importante tener bien identificados a tus potenciales clientes para saber cómo responder a sus necesidades adecuadamente. Hay que partir de una idea, sentirla, soñarla y vivirla, pero también dar con las personas que crean en ella y te ayuden a hacerla realidad.

Bill Saad en su despacho.
Bill Saad en su despacho. Things of Tara

¿En qué punto está Jota2 Group?

Estamos en un momento de diversificación en las nuevas tecnologías. Por ejemplo, el grupo Oreyeon, que detecta objetos en las pistas de aterrizaje con cámaras de inteligencia artificial. También Nextnorh, líder de la nueva aviación, que democratiza el acceso al taxi aéreo y está liderado por una mujer española –Gema Ferrero–. Pero también en otros campos como el grupo Shukran, especializado en comida totalmente natural y sin aditivos, donde la CEO es otra mujer, Patricia Gallego.

¿Cuáles son los mejores sectores para invertir en la actualidad?

Sin duda, la alimentación y la robotización.

Fundó la cadena que introdujo la cocina libanesa en España. ¿Cómo ha evolucionado el negocio desde entonces?

España ha evolucionado enormemente en los últimos años. La diversidad de opciones culinarias es infinita y la comida libanesa se ha popularizado enormemente. Una de cada tres casas consume hummus de manera regular. El mejor ejemplo lo encontramos en el grupo Shukran, que ha cambiado el panorama en los supermercados de nuestro país con productos como el hummus de aguacate o de trufa.

¿Dónde tiene puestas las miras a futuro?

En los jóvenes y en la sostenibilidad. Hay que trabajar por crear un entorno mejor para las generaciones futuras. Por eso, busco inversiones que mejoren la calidad de vida de las personas.

También le interesa el coleccionismo.

Me interesa el arte contemporáneo e intento hacer que aquellos que me rodean se interesen por él. El arte es muy subjetivo. Me gusta invertir en jóvenes talentos que he visto crecer a lo largo de los años, pero también en aquellos consagrados. El arte es una buena inversión. Admiro a creadores como la mozambiqueña Cassi Namoda, por su manera de relatar la familia, la identidad o la espiritualidad en la época poscolonial, o a los norteamericanos Mel Buckner y Stanley Whitney, entre otros muchos.

Llegó a España hace más de 15 años. ¿Es un buen país para hacer negocios?

Desde un primer momento me atrajo la cultura y la amabilidad de su gente. Me ha cautivado cómo me han aceptado y también que es un país con una calidad de vida muy alta. A nivel de negocios, tiene un gran potencial de desarrollo. La prueba es la cantidad de fondos de inversión que se han creado en diferentes sectores en los últimos años.

Normas
Entra en El País para participar