Los pros y los contras de las redes sociales para las empresas

El 84% de los usuarios ha descubierto pymes a través de TikTok

Las ventas suben si el contenido se viraliza, si no, se reducen al mínimo

Sofía Monteiro hace una foto a uno de sus bordados.
Sofía Monteiro hace una foto a uno de sus bordados.

 

En España, el 84% de los usuarios afirma que ha descubierto pymes a través de TikTok y el 81% asegura haber buscado más información sobre una pequeña empresa después de haberla visto en la plataforma, según datos de InSites Consulting. Más del 80% de las empresas españolas considera WhatsApp como fundamental o muy importante para conectar con sus clientes, desvela un estudio de HubSpot. Sin embargo, no todo son bondades.

Promoción de productos, generación de leads y la atención de dudas de usuarios y clientes son las actividades en las que más se usa la aplicación de mensajería. Pero no son las únicas. El 56% de las marcas cuenta con un perfil en español en LinkedIn y el 6,3%, con un canal de Twitch, según el X Observatorio de Marcas en Redes Sociales de IAB Spain.

María Piñeiro (@montedevenuus) es una artesana gallega que comenzó su negocio de artesanía feminista hace varios años subiendo sus trabajos en resina a Instagram, hasta que en 2022 decidió subir a TikTok el proceso de creación de un cenicero y sus seguidores crecieron como la espuma: “El primer vídeo que subí se me hizo viral. Empecé el año con cero seguidores y justo ayer acabo de cumplir los 100.000. Lograr ese reconocimiento es algo que nunca habría imaginado”, explica.

Piezas hechas a mano por Marina Fernández.
Piezas hechas a mano por Marina Fernández.

La consultora McKinsey destaca que la lealtad a las marcas ha disminuido en los últimos 15 años por la mayor oferta de productos y servicios, una ruptura entre cliente y marca que se aceleró durante la pandemia, cuando muchos usuarios se vieron impulsados a realizar sus compras por internet.

Actualmente, 450.000 reseñas son vistas cada día por los usuarios digitales, lo equivalente a cuatro billones de reseñas visualizadas al año. El informe NoFakes refleja que nueve de cada diez consumidores lee entre una y seis reseñas antes de seguir adelante con una compra.

Marina Fernández

(@mecherosoutofcontext) confecciona fundas de mechero, ceniceros y joyeros de pasta para moldear. Hace cerca de un año que comenzó en TikTok y ya acumula casi 90.000 seguidores y 5,2 millones de gustas: “Siempre me ha gustado hacer cosas manuales, tanto dibujar como pintar. Vi en esta red social a gente que hacía piezas de pasta para moldear y dije ‘voy a probarlo’. Lo subí yo también y a la gente le encantó. Al principio no lo veía como un negocio, pero todo salió un poco solo”, asegura.

La plataforma facilita la creación de una relación de confianza con el cliente. Sofía Monteiro (@luzdepirilampo), quien lleva algo más de dos años al frente de su negocio de bordados y joyería hechos a mano, considera que mostrar el proceso de creación aporta un valor añadido y humaniza la marca: “La gente pasa muchísimas horas en redes y al ver que una persona normal hace esos trabajos creo que lo valoran un montón”.

Los secretos para ser viral

“Tienes que convencer a tus seguidores, y para ello debes usar cosas del momento, como la música o los hashtags, y también la hora en la que más seguidores están conectados”, señala María Piñeiro.

Trabajar a través de esta red también te ata por completo al número de interacciones, supeditando tus ganancias a la cantidad de vídeos virales que consigues. “En comparación con otros meses en los que no se me hizo viral ningún vídeo, los pedidos pueden llegar a ser casi la mitad”, cuenta Sofía Monteiro.

“Cuando se viraliza un vídeo, obtengo muchas más ganancias, pero cuando subo menos vídeos, se reduce muchísimo. Un mes puedo ganar 200 euros y al siguiente pasar de 1.000. Va todo siempre vinculado a la cantidad de vídeos que publique”, apunta María Piñeiro. “Cuando pegué el boom tuve muchísimos pedidos, pero luego se estabilizaron cuando ya no tenía tanta viralidad. El alza fue del 750%. Ahora, en Navidad, también he tenido algunos con más repercusión, y ha subido un 466% con respecto a los anteriores meses”, añade Marina Fernández.

“Mucha gente piensa que solo sirve para hacer bailes o humor, pero los que utilizamos TikTok como medio de trabajo sabemos el potencial que tiene”, afirma Piñeiro. Fernández avisa de la parte negativa de la exposición en redes sociales: “A veces te haces viral muy rápido y con ello también llegan muchísimos comentarios negativos, y puede ser difícil lidiar con ello”, expone.

Emprendimiento femenino

Poca presencia. Solo un 20% de los emprendedores son mujeres, datos del South Summit. Una cifra que apenas se ha movido en los últimos ocho años. Algunos de los factores que lo explican son la conciliación, la financiación y la autoexigencia.

Conciliación. Yolanda Ruiz, CEO de Spiquer, un sistema de grabación de vídeo profesional en streaming, lamenta el obstáculo que esto supone: “Las mujeres tenemos una mayor carga familiar, lo que hace sea más difícil encontrar un equilibrio. Nos obligamos a ser madres y profesionales perfectas. Eso tiene un gran peso a la hora de decidirse a emprender”.

Financiación. Según la Unesco, solo el 2% del capital de riesgo se destina a empresas fundadas por mujeres. Las dificultades para obtener fondos obligan en ocasiones a las mujeres a abandonar sus proyectos empresariales.

Autoexigencia. Fátima Gómez, profesora de Sociología de la Universidad Europea, explica que “la necesidad de tener todo controlado y más en condiciones donde es difícil compaginar ser emprendedora con la vida familiar, limita en parte a las mujeres a emprender”, y suscribe las palabras de Ingrid Vanderveldt, líder del movimiento Empowering a Billion Women by 2020 (EBW): “Los hombres no esperan a tener todos los recursos o la información para crear empresas. Por el contrario, las mujeres quieren conocer al 100% aquello de lo que hablan”

Normas
Entra en El País para participar