¿Todos los autónomos deben tener seguro de responsabilidad civil?

Aunque no es obligatorio, los expertos sí lo recomiendan para determinadas actividades

seguro responsabilidad civil

Disponer de un seguro de responsabilidad civil puede ser o no obligatorio para un trabajador autónomo. Este seguro es esencial de cara a que el profesional autónomo se asegure el que pueda afrontar los posibles daños materiales o personales que pueda causar a terceras personas.

Un seguro de responsabilidad civil para autónomos permite a estos profesionales que ante cualquier imprevisto puedan continuar con su actividad económica y que sea la compañía aseguradora la que se ocupe de pagar la indemnización correspondiente.

Expertos de Allianz señalan que aunque no es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil, sí que es recomendable, ya que este cubrirá la actividad del profesional en el caso de que alguien ajeno al negocio pueda sufrir algún daño físico dentro del establecimiento.

En el caso de que el profesional no dispusiera de un seguro de este tipo, habría que desembolsar una gran suma de dinero en materia de indemnización, por lo que se pondría en peligro el patrimonio del profesional.

Los seguros de responsabilidad civil cubren las indemnizaciones del profesional por daños materiales y personales producidos a terceras personas. También se incluyen las garantías de asistencia y de defensa legal y jurídica, además, se puede personalizar la póliza en función de las necesidades y características del negocio.

Propietarios de bares y restaurantes

Para algunos profesionales autónomos es imprescindible contar con este tipo de seguros. Es el caso de los autónomos propietarios de bares, restaurantes, cafeterías, centros de estética y peluquerías. Cabe recordar que para obtener una licencia de apertura estos profesionales deben contar con un seguro de responsabilidad civil.

Estos seguros también son útiles para los profesionales que ofrecen servicios, así como para los administradores concursales, que son los que se encargan de gestionar y administrar concursos de acreedores.

Asimismo, los corredores de seguros y abogados, los responsables de agencias de viajes o los propietarios de teatros y organizadores de eventos taurinos requieren de este tipo de seguros. Lo mismo sucede con los autónomos que se dedican a la a actividad pirotécnica, así como con las empresas de transporte escolar, los complejos deportivos, los autónomos que se dedican a la realización de espectáculos, los profesionales que ofrecen servicios de mantenimiento y de conservación de ascensores y los instaladores de gas.

Normas
Entra en El País para participar