Abante pierde a Alberto Espelosín, uno de sus mejores gestores de fondos en 2022

Su vehículo ha rentado un 10% este año, maquillando parcialmente las pérdidas de ejercicios precedentes

Alberta Espelosín, gestor de fondos de Abante Asesores.
Alberta Espelosín, gestor de fondos de Abante Asesores.

Alberto Espelosín, uno de los gestores de fondos de inversión de referencia en Abante Asesores, se despidió la semana pasada de sus compañeros. El profesional dejará su cargo y no volverá a gestionar vehículos de inversión. Al menos por el momento, según señalan fuentes de la firma. Espelosín se marcha de Abante justo el año en que el fondo que gestiona, el Abante Pangea, ha sido uno de los mejores fondos españoles, con un retorno del 10%.

Espelosín pone fin a una década trabajando en Abante Asesores, una firma dedicada a la gestión de activos y al asesoramiento de grandes patrimonios. Antes había trabajado como gestor en Ibercaja.

Durante estos 10 años, los resultados nunca han terminado de acompañar al gestor. De hecho, solo en tres de los 10 ejercicios (aunque 2013 no fue completo) ha logrado retornos positivos. En 2021 o en 2019, dos años de fuertes subidas en las Bolsas, Abante Pangea perdió dinero. Su rentabilidad media anual en los últimos cinco años ha sido del -3,4%. De acuerdo con los datos de Finect, que monitoriza 446 fondos de inversión dentro de la categoría de fondos mixtos flexibles, Abante Pangea se sitúa en el puesto 396, cuando se analiza la rentabilidad de los últimos cinco años.

Los primeros años de Alberto Espelosín como gestor de autor dentro de Abante fueron positivos. El vehículo llegó a acumular un patrimonio de más de 100 millones de euros en 2014, con su enfoque multiactivo, que le permitía invertir en cualquier tipo de acciones o bonos. Sin embargo, dado que los resultados empezaron a torcerse a partir de 2017, los partícipes comenzaron a salir del vehículo. Ahora, ya solo tenía un patrimonio de seis millones de euros.

De acuerdo con fuentes de una gestora rival, para Espelosín ha sido difícil aguantar tantos años con malos resultados. “Cuando el mercado se empeña en llevarte la contraria de forma sistemática es muy difícil para un gestor”, apuntan.

En Abante aún no han decidido si otra persona se hará cargo del Pangea o si acabarán dando otro uso a ese vehículo de inversión.

Normas
Entra en El País para participar