Abante cumple 20 años con 10.000 millones entre gestión y asesoramiento

La firma estudia su internacionalización tras realizar tres absorciones en 12 meses

Santiago Satrústegui, presidente de Abante Asesores.
Santiago Satrústegui, presidente de Abante Asesores.

Abante Asesores cumple 20 años, con 6.500 millones de euros de activos bajo gestión y otros 3.500 millones de patrimonio asesorado. La firma, que empezó como una modesta empresa de asesoramiento financiero, se ha convertido en un referente de la banca privada española, con más de 9.500 clientes y 240 empleados. Tras absorber a tres firmas en los 12 últimos meses, el grupo se prepara ahora para su internacionalización.

Santiago Satrústegui, presidente de Abante, recuerda que cuando en 2001 iba a la primera oficina siempre le rondaba en la cabeza la canción de Ketama "no estamos locos, que sabemos lo que queremos..., y 20 años después puedo decir que teníamos muy claro lo que queríamos, y lo hemos conseguido".

El directivo pone en valor el modelo desplegado, basado en la máxima independencia ("para no depender de nadie, atraer talento y estar perfectamente alineados con los intereses del cliente"), en poner en el centro a la persona ("y no la pura gestión del dinero, o la venta de productos"), y el ayudar a los empleados a desarrollar una intensa carrera profesional.

Abante Asesores fue registrada por la CNMV en marzo de 2002, pero ya durante los meses previos estuvieron presentando el proyecto a clientes y periodistas. Los comienzos fueron difíciles, puesto que a las pocas semanas estalló el caso Gescartera, que afectó a la credibilidad de las agencias de valores. También les afectó en sus orígenes la crisis financiera de las puntocom, que no concluyó hasta 2003. 

"Los arranques fueron difíciles, pero la última década también ha sido muy desafiante. Hace 10 años parecía que España se salía de la zona euro y que iba a romperse el euro. Luego vivimos el Brexit, la victoria de Trump, la pandemia. Y, con todo, hemos conseguido multiplicar por 6,5 los activos gestionados en una década", apunta Satrústegui.


Adquisiciones

Durante los últimos cinco años, la estrategia de expansión de Abante se ha acelerado. Primero, con el traslado en 2016 al nuevo edificio, en la Plaza de la Independencia de Madrid. Segundo, con el acuerdo con Mapfre, por el que la aseguradora ha tomado el 18,6% del capital de Abante. Y, tercero, con el inicio de una cadena de adquisiciones.

En los 12 últimos meses, el grupo ha firmado acuerdos de absorción con la empresa de asesoramiento C2 Asesores, con la gestora 360º CorA y con la firma Dux Inversores. "Nos hemos convertido en la plataforma de asesoramiento en la que muchos aspiran a estar", recuerda Satrústegui.

Ahora, en los planes de Abante está la internacionalización. De la mano de Mapfre contemplan realizar alguna operación en Latinoamérica. Ya han mantenido algunos contactos, pero la pandemia y las convulsiones políticas en algunos países, como Chile y Perú, han retrasado los planes. También se plantea buscar oportunidades en Europa.

"Es probable que en los próximos meses anunciemos nuevas operaciones, aunque tampoco es algo que nos urja". 

Abante se dedica especialmente al asesoramiento financiero. También gestiona fondos de fondos de inversión, a través de su propia gestora. Cuenta con 1.200 millones de clientes en activos ilíquidos y cuenta con un departamento corporativa para asesorar a clientes sobre soluciones para sus empresas (financiación, emisiones, fusiones...).

Normas
Entra en El País para participar