Telefónica y los sindicatos alejan posturas en la revisión salarial en Movistar+

UGT y CCOO afirman que la empresa ha cambiado su oferta

La compañía señala que tiene voluntad de llegar a un acuerdo

Telefónica y los sindicatos alejan posturas en la revisión salarial en Movistar+

Telefónica y los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, parecen haber alejado posturas ante la posible prórroga del convenio colectivo, que incluye la revisión salarial, en Movistar+, filial de la operadora en el negocio televisivo y audiovisual, que cuenta con cerca de 1.000 empleados.

En un comunicado conjunto, los sindicatos señalan que la pasada semana, dentro de las conversaciones oficiosas, la empresa planteó una posible oferta que consistía en una prórroga de dos años del actual convenio colectivo, que vence el próximo 31 de diciembre, con un incremento salarial del 7,5% para 2023, y un aumento para 2024 del IPC real de 2023, manteniendo la cláusula de garantía salarial, a hacer efectiva a principios de 2025. Además, se mantiene el acuerdo de garantía de empleo durante esos dos años.

Los sindicatos manifestaron algunas dudas ante la ausencia de recuperación, al menos, del poder adquisitivo perdido entre 2019 y 2021, del 1,3%, y plantearon intercambiar el citado 1,3% por tres días de vacaciones adicionales, además de una serie de peticiones suplementarias, como flexibilizar el teletrabajo en los periodos de jornada intensiva o la subvención del 100% de las comidas para el personal no teletrabajable. Según los sindicatos, estas ofertas no fueron rechazadas “más allá de las necesidades de estudio o matización”.

El choque se ha endurecido con posterioridad. Esta semana, según los sindicatos, en la reunión de la mesa negociadora, el pasado 20 de diciembre, la empresa se desdijo de la posibilidad de acuerdo, y vino a realizar una nueva propuesta por debajo de las perspectivas iniciales creadas. CC OO y UGT señalan que la empresa ofrece una prórroga del convenio de un año, incrementando el salario para 2023 un 7,5%, trasladando la cláusula de garantía salarial a principios de 2024, aunque sin garantizar, al menos, el cumplimiento estricto de dicha fecha.

En otra reunión posterior, celebrada este mismo jueves, según el citado comunicado sindical, la empresa se mantuvo en su última oferta.

Los sindicatos señalan que la última postura de la dirección de la operadora no permite un acuerdo de prórroga del convenio, lo que llevará a reclamar la negociación de un nuevo convenio colectivo.

En este sentido, UGT y CCOO advierten de que se exigirá la ejecución de la cláusula de garantía salarial existente en el actual convenio, y en el caso de ausencia de acuerdo en su ejecución, reclamarán judicialmente el cumplimiento de todos los compromisos habidos.

Fuentes de la compañía explican que la negociación entre ambas partes sigue abierta, y volverán a la mesa de diálogo a principios de enero. La empresa señala que no descarta ninguna de las opciones de prórroga del convenio colectivo, tanto de uno como de dos años. Desde la compañía se asegura que hay voluntad para alcanzar un acuerdo definitivo con los sindicatos durante las próximas semanas.

Cláusulas

La cláusula del actual convenio colectivo de Movistar+ establece que se sumarán los IPC registrados en los años 2019 (0,8%), 2020 (-0,5%), 2021 (6,5%) y 2022 (un 6,8% hasta noviembre), un 13,6%, y se compararán con la suma de los incrementos salariales habidos en el convenio. La diferencia entre ambas magnitudes, al cierre del mes de noviembre, sería del 8,1%.

Una vez conocido el dato definitivo, que se publicará a principios de enero, se deberían incrementar las cláusulas salariales y el resto de conceptos salariales, abonando en un único pago en el mes de enero o febrero de 2023, las diferencias dejadas a percibir en 2022, consolidándose en el salario a percibir a partir del 1 de enero de 2023, en base a esa diferencia.

Subidas salariales en otras filiales

España. Telefónica deberá hacer frente a la revisión salarial en distintas filiales. La más relevante es Telefónica España, donde hay un acuerdo dentro del convenio de empresas vinculadas (CEV) que establece que, si a 31 de diciembre de 2022, el IPC real acumulado entre 2019 y 2022 fuera superior a los incrementos pactados de la masa salarial global para ese periodo, empresa y sindicatos se comprometían a revisar las tablas salariales con efectos del 1 de enero de 2023 para garantizar que no haya pérdida del poder adquisitivo. Si se tomase como referencia el IPC del 6,6% del mes de noviembre, la subida salarial a principios de año rondaría el 8,1%.

Telyco. En la filial de tiendas, donde se está negociando una prórroga del convenio colectivo, la compañía ha manifestado que, en la revisión salarial, es imposible llegar al IPC.

Normas
Entra en El País para participar