_
_
_
_
Perspectivas

Cómo afrontar el ejercicio: cinco pistas para invertir en Bolsa

Los expertos auguran un año muy volátil en el que la selección es primordial

Getty Images
Gema Escribano

El estallido de la guerra en Ucrania, la elevada inflación derivada de la crisis energética y la subida agresiva de tipos acometida por los bancos centrales para devolver la estabilidad a los precios han tirado por tierra las previsiones de las firmas de análisis para el conjunto del año. Las caídas han sido generalizadas tanto en las Bolsas como en el mercado de deuda. Muy pocos activos han logrado esquivar el rojo. A falta de solo dos semanas para el cierre del ejercicio, los gestores preparan sus carteras para hacer frente a un año en el que los temores de recesión, la normalización monetaria y la revisión a la baja de los beneficios empresariales marcarán el rumbo de los mercados.

Después de muchos años en los que el sector financiero ha sido relegado a un segundo o tercer plano, el fin de la era del dinero barato lleva a los gestores a incrementar su apetito por la banca. Las expectativas de ingresos más elevados al calor de las subidas de tipos ayudarán a los márgenes de los bancos a salir del pozo, una tendencia que ya se reflejó en los resultados del tercer trimestre. Junto a los bancos, las energéticas y las empresas turísticas despiertan el interés de los gestores. Como blindaje ante las sacudidas los expertos escogen a compañías con un perfil más defensivo, como las farmacéuticas o las empresas del lujo, con gran capacidad para trasladar alza de los costes a sus precios.

Joaquín Ferrer, director de producto de renta variable europea de Mutuactivos, aconseja en todo caso prudencia respecto a las Bolsas ante el riesgo de que una reducción de la renta disponible derive en un deterioro del consumo. Esto podría desembocar en una recesión. El BCE ya apuntó esta semana a una previsible contracción este trimestre y el siguiente. No obstante, como Christine Lagarde, Ferrer cree que el ajuste será de corto alcance. “Esperamos una estabilización de los tipos a largo plazo”, subraya.

Diego Jiménez Albarracín, responsable de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank, se muestra optimista y señala que, a diferencia de recesiones anteriores, el consumo privado podría verse respaldado por los elevados niveles de ahorro acumulados durante la pandemia. El experto considera que los elevados precios de la energía deberían seguir impulsando los beneficios de las energéticas mientras que las empresas financieras se verán beneficiadas del nuevo entorno de tipos de interés. “Aunque los márgenes agregados de los índices probablemente hayan tocado techo, no creemos que vayan a desplomarse”, prevé.

Con la vista puesta en los próximos meses, Albarracín cree que la renta variable europea podría comportarse mejor que la de EE UU. El experto considera que los recientes descuentos de valoración de esta región han sido desproporcionadamente elevados. Los amplios programas fiscales y los elevados niveles de ahorro deberían impulsar el consumo privado. A esto Albarracín añade que si se confirma el fin de la política de Covid cero, la economía china recuperará parte del músculo perdido y esto será un aliciente para muchas empresas europeas.

El departamento de análisis de Renta 4 se muestra especialmente positivo con la Bolsa española y fija como precio objetivo los 10.974 puntos. Es decir, le otorga un potencial del 32%. Las razones que explican este optimismo son muy diversas. Los expertos de la entidad esperan que la economía española muestre una mayor resistencia que la europea por su menor dependencia del gas ruso. En un contexto de subida de tipos, la banca, uno de los sectores con más peso, servirá de motor para el conjunto del selectivo mientras que, en caso de recesión, el carácter defensivo de muchas de las cotizadas, como las utilities, las telecos o las infraestructuras, ayudará a aguantar las sacudidas.

A pesar de estas perspectivas, los expertos sí creen que la volatilidad se incrementará y podría complicar el comportamiento de la Bolsa en los primeros meses del año. A medio plazo y a medida que la inflación comience a remitir a nivel global y los bancos centrales pausen su proceso de subidas de tipos, Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, espera que la Bolsa recupere parte del terreno perdido. No obstante, el experto considera que el año será complejo en términos generales. La selección de valores se hace cada vez más necesaria. Las cotizadas con buena visibilidad de resultados, capacidad para generar caja y que dispongan de balances sólidos son las opciones preferidas del consenso de los analistas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Archivado En

_
_