Viajes fantasma

¿Qué está pasando con los abonos de Renfe? 75.000 personas bajo sospecha

La picaresca obliga a endurecer la vigilancia ante el mal uso de las bonificaciones

Varios viajeros en los andenes de cercanías de la estación de tren de Atocha.
Varios viajeros en los andenes de cercanías de la estación de tren de Atocha. Europa Press

El pasado miércoles saltó la noticia. Renfe emprendía medidas ante el mal uso de los abonos de trenes que impulsó el Gobierno para abaratar los desplazamientos. Ahora, se restringirá la formalización de viajes, la adquisición de abonos y se sancionarán los usos irregulares reiterados, entre otras actuaciones. La picaresca de hasta 75.000 viajeros ha tenido su respuesta, pero aún quedan preguntas. 

¿Qué medida es la afectada?

El Gobierno aprobó en septiembre el nuevo abono gratuito para usuarios de Renfe y los títulos multiviaje de alta velocidad con un 50% de descuento, dentro del paquete de medidas en respuesta a las consecuencias de la guerra de Ucrania. El Ejecutivo ha extendido la gratuidad de los Cercanías y Media Distancia a todo 2023. Los abonos gratuitos de Cercanías y Media Distancia de Renfe son personales e intransferibles.

¿Por qué está actuando Renfe?

El mal uso de estos títulos gratuitos "genera un perjuicio al resto de los ciudadanos limitando su movilidad y desvirtúan la efectividad de estos títulos cuyo objetivo es incentivar la demanda del transporte público y contribuir a reducir las emisiones de CO2", informa Renfe. 

Como consecuencia, la compañía empezó a avisar este miércoles a los usuarios de 75.000 abonos por haber hecho un uso irregular de sus abonos recurrentes. El objetivo es evitar la incorrecta utilización de estos títulos, en especial los comportamientos de los usuarios que reservan plaza en los trenes y luego no viajan, entre otros.

¿Cómo serán las sanciones por el uso irregular de los abonos?

Renfe enviará dos avisos al titular cuando se detecte que finalmente no ha viajado sin anular la reserva con la antelación requerida. A la tercera vez que se incurra en uso indebido, se procederá
a sancionar. Renfe incautará la fianza de 20 euros y anulará el abono gratuito a los usuarios. Aun así, se establece un plazo transitorio de siete días en los que se informará al viajero del incumplimiento sin que este suponga la aplicación de la medida. 

¿Qué condiciones de uso hay? 

Los abonos gratuitos de Cercanías y Media Distancia de Renfe son personales e intransferibles, por lo que se requiere un registro en la web de la operadora para acceder a ellos. Posteriormente, la adquisición del título se realiza en las oficinas de venta o máquinas de autoventa de las estaciones de Renfe, previa presentación del NIF, NIE o pasaporte.

En el caso de los abonos gratuitos hay que depositar una fianza de 10 euros para el de Cercanías, y de 20 euros para Media Distancia. Este pago, a modo de fianza, se devuelve al final del periodo de uso de los abonos si se cumple la condición de haber realizado al menos 16 desplazamientos en los cuatro meses de vigencia.

¿Qué nuevos cambios ha habido respecto a antes del endurecimiento?

Además de las anteriores condiciones, ahora se limita a cuatro viajes diarios de ida o vuelta el número máximo de trayectos que se permite formalizar por abono y se imposibilitará formalizar dos viajes en el mismo sentido hasta que transcurra el triple del tiempo de viaje programado. 

¿Qué efectos ha tenido la bonificación?

Las bonificaciones han hecho que el volumen de transporte ferroviario alcanzara ya en octubre niveles superiores a los precovid en media distancia (con un millón de usuarios más que en octubre de 2019) y que se aproxime en cercanías, según las cifras que ha publicado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE). En larga distancia, donde no se aplican bonificaciones, las cifras están más claramente por debajo que antes del Covid: 2,6 millones ahora frente a 3 millones hace tres años.

¿Cuántos se han beneficiado de la medida?

A finales de noviembre, Renfe había expedido 2,2 millones de abonos gratuitos de Cercanías, Rodalies y Media Distancia desde que se pusieran a disposición de los ciudadanos. De ellos, unos 640.000 son de media distancia y el resto, de Cercanías. 

¿Cuántos han defraudado?

El pasado cinco de diciembre, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, informó sobre que el 10% de los usuarios de abonos gratuitos de media distancia han hecho uso fraudulento, es decir, cerca de 64.000 en este ámbito. En Cercanías, el fraude es menor al no exigirse reservas. Aún así se estima en el 3%. Unos 46.800 usuarios.

Normas
Entra en El País para participar