_
_
_
_
_

Telefónica Brasil aprueba su mayor dividendo del año y supera los 900 millones

Telefónica es la mayor beneficiaria al tener el 74,2% del capital La filial confirma su estrategia de alta retribución a los accionistas

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.Pablo Monge

Brasil vuelve a ser un motor clave en la generación de caja de Telefónica. Así, el consejo de administración de Telefónica Brasil ha aprobado dos nuevos dividendos, por un importe conjunto de 1.715 millones de reales (unos 300 millones de euros). Son los mayores del año, hasta la fecha.

En un hecho relevante remitido a las autoridades bursátiles de Brasil, la compañía indica que su consejo de administración ha aprobado el pago de una remuneración de 715 millones de reales (unos 127 millones de euros), en concepto de interés de capital propio, fórmula tradicional en las compañías del país sudamericano. Esta remuneración se abonará antes del 31 de julio de 2023.

Además, el consejo de Telefónica Brasil aprobó el pago de un dividendo interino de 1.000 millones de reales (unos 178 millones de euros), con cargo a los beneficios registrados a fecha del 30 de noviembre. Esta retribución deberá ser aprobada por la junta de accionistas y se abonará antes del 31 de octubre de 2023.

Desde principios de año, Telefónica Brasil ha aprobado distintas remuneraciones, por un importe total de 5.104 millones de reales (unos 908 millones de euros). De ellos, 2.209 millones fueron abonados el pasado 18 de octubre.

En este sentido, Telefónica es la principal beneficiaria de estas retribuciones, dada su posición como primer accionista, con un 74,20% del capital.

Dividendo

La división brasileña ha presumido siempre de tener una de las mayores remuneraciones al accionista del sector de las telecos en todo el mundo. En la presentación de las cuentas del tercer trimestre, Telefónica Brasil destacó que el payout de los 12 meses previos fue del 113%, con una rentabilidad por dividendo del 9,2%, al incluir los planes de recompra de acciones. En este sentido, en los nueve primeros meses del año, Telefónica Brasil recompró acciones propias por un importe de 457 millones de reales (unos 81,6 millones de euros).

La operadora, no obstante, se ha visto penalizada en Bolsa en los últimos meses, como consecuencia, en gran medida, de las incertidumbres políticas y macroeconómicas a las que se enfrenta Brasil, con el cambio de Gobierno. Las acciones de la teleco se dejan algo más de un 21% desde principios de año, y cotizan cerca de sus precios mínimos desde 2017. Desde su máximo anual, registrado a principios de abril, los títulos caen en torno a un 30%.

Esta caída ha penalizado a la propia matriz, cuyas acciones también está cotizando en la actualidad cerca de sus precios mínimos anuales.

En términos operativos, a pesar de la incertidumbre, Telefónica Brasil mantiene una tendencia de crecimiento. En los nueve primeros meses del año, los ingresos aumentaron un 10,6%, con el impulso del negocio de contrato móvil y de fibra óptica. La operadora, además, incorporó en el mes de abril los activos de telefonía móvil adquiridos a su competidor Oi. El beneficio neto se incrementó un 9,3%, por un 12,3% del ebitda recurrente.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Santiago Millán Alonso
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.

Más información

Archivado En

_
_