_
_
_
_
_

La tormenta que viene: Bruselas pone su foco en el suministro de gas en el invierno de 2023

La Agencia Internacional de Energía advierte que una reducción del suministro ruso o un aumento de la demanda de China pueden hacer peligrar el suministro de gas durante la próxima temporada invernal

La presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, junto con el director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía, Fatih Birol, este lunes en Bruselas.
La presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, junto con el director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía, Fatih Birol, este lunes en Bruselas.Getty
Leandro Hernández

El peligro aún acecha. A pesar de la tensa calma que rodea los mercados gasísticos europeos, con valores estables el último mes entre 120 y 140 euros el megavatio hora, los mismos no están fuera de riesgo. Esta es la advertencia de la Agencia Internacional de Energía (AIE) en un informe sobre la situación Europea hacia 2023, que fue presentado este miércoles junto con la Comisión Europea.

Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE, ha asegurado que esta se trata de la "primera crisis energética global" y que no ha concluido. "Es posible que muchas de las circunstancias que permitieron a los países de la Unión Europea llenar sus almacenes antes de este invierno no se repitan en 2023. El nuevo análisis muestra que es vital un mayor impulso en la eficiencia energética, las energías renovables, las bombas de calor y otras acciones de ahorro de energía para evitar el riesgo de escasez y nuevos picos de precios altos el próximo año", ha asegurado ante los periodistas.

La investigación incluso pone cifra a cuanto costaría resolver la situación: 100.000 millones de euros serían suficientes para sentar bases confiables para el suministro de gas a futuro. Los investigadores detallan que la cifra es solo un tercio de lo que ya fue anunciado por los distintos gobiernos locales en medidas de emergencia para proteger a los consumidores de los altos precios de la energía.

La presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha sugerido la formación de un "fondo de solidaridad" que permita costear las inversiones recomendadas por el organismo internacional, aunque ha reconocido que las negociaciones entre los Veintisiete se encuentran "secuestradas". "Cada día de retraso tiene un precio", ha asegurado en referencia a las dificultades para implementar el tope al precio del gas que Bruselas propone.

¿Cuáles son los tres grandes riesgos?

El próximo año presenta "riesgos claros" para la seguridad energética y su asequibilidad, destacan los especialistas de la AIE. Ellos destacan el papel de Rusia, que sigue tratando de influir en la crisis energética al exponer a los consumidores a facturas energéticas más elevadas y a la escasez de suministro de gas.

Rusia, señala el informe, cuenta con un arma adicional en la guerra del gas. A pesar de haber cortado ya los envíos a través del principal gasoducto, el Nord Stream que la conectaba directamente a Alemania, el suministro no ha caído a cero. Incluso entre abril y septiembre, Moscú vendió a la UE al menos 30.000 millones de metros cúbicos de gas natural. Esto contribuyó directamente a llenar los depósitos de los Veintisiete. Si Rusia decidiera cortar al 100% sus envíos, esto pondría en aprietos a los países europeos.

Pero hay otros dos factores, según los expertos. Por un lado, el mercado de GNL podría encontrarse con una demanda aún más alta si China recupera su anterior ritmo de crecimiento. Una recuperación económica del gigante asiático podría aumentar la competencia para captar a los buques cargueros en 2023, a pesar de la mayor disponibilidad de plantas de regasificación en el continente. Este año, la UE aumentó un 60% sus importaciones de gas licuado.

Por otro lado, hay un factor imposible de prever: el clima. Las primeras semanas del otoño europeo se caracterizaron por temperaturas templadas en toda la geografía, lo que permitió reducir la demanda de gas hasta un 30%. 

Estos factores, además de las ayudas que Bruselas tendría que destinar a Ucrania y Moldavia, podrían resultar en una brecha de suministro del 14% sobre el total de la demanda esperada para el invierno de 2023.

¿Un nuevo tope al gas en 220 euros?

Los ministros de Energía de la Unión Europea (UE) tienen sobre la mesa una nueva propuesta para limitar el precio del gas, según afirma la agencia Europa Press. De acuerdo a la información, el nuevo limite se ubicaría en 220 euros, 55 euros por debajo del planteado originalmente por Bruselas hace pocas semanas. 

La nueva opción además reduce a la mitad el número de días en que los precios del índice TTF, que cotiza en Países Bajos, debe permanecer por encima del límite. Es decir, si los precios se mantienen por encima por más de cinco días se podría activar el mecanismo, siempre y cuando también haya una diferencia de 35 euros también respecto al precio de referencia del gas natural licuado.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Leandro Hernández
Periodista económico. Interesado en entender más de criptoactivos, transformación digital y energía. Se incorporó a este periódico en 2022 después de haber trabajado en diferentes países de América Latina y en Estados Unidos. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella (Argentina), y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Más información

Archivado En

_
_