Industria farmacéutica

El laboratorio español Oryzon logra resultados positivos en su terapia frente a la leucemia

Despeja la senda a la firma catalana para una alianza con una gran farma. El mercado al que se dirige ronda los 1.000 millones anuales

Carlos Buesa, consejero delegado de Oryzon.
Carlos Buesa, consejero delegado de Oryzon.

Oryzon avanza en el desarrollo de un fármaco frente a la leucemia. La empresa catalana se ha convertido en uno de los principales protagonistas más del congreso de la Sociedad Americana de Hematología, celebrado en Nueva Orleans (EE UU), al presentar este lunes resultados positivos de fármaco Ory-1001 (molécula llamada iadademstat). De esta forma, abre el camino para algún acuerdo relevante con alguna de las grandes farmacéuticas del mundo.

La compañía desveló en Nueva Orleans los resultados de los ensayos clínicos (pruebas con pacientes) en fase II (eficacia y seguridad) realizada en hospitales españoles en lecucemia mieloide aguda. La presentación corrió a cargo de la doctora Olga Salamero, del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, participante en el estudio. Los enfermos que se han beneficiado de estos ensayos han obtenido “unas mejoras espectaculares para este tipo de pacientes”, afirma Carlos Buesa, consejero delegado de Oryzon, a Cinco Días.

De esta forma, la compañía podría avanzar en nuevos ensayos para llevar al mercado esta terapia, que según el CEO de la cotizada catalana, podría dirigirse a un mercado anual de alrededor de 1.000 millones de euros.

Ahora, explica Buesa, se le abre la posibilidad de avanzar en otro estudio en fase II para una subpoblación de pacientes que han reaccionado muy bien al tratamiento y para los que actualmente no existen fármacos eficaces en comercialización. Incluso desde esa futura etapa, sin avanzar a fase III (los últimos estudios con un mayor número de afectados), podría optar a llegar al mercado de forma directa si las autoridades sanitarias consideran que ayuda en una necesidad médica no cubierta.

La molécula funciona

Oryzon ya licenció en 2015 a la multinacional suiza Roche este medicamento Ory-2001, aunque la farmacéutica helvética renunció a seguir avanzando con el estudio dos años después, rompiendo un acuerdo que hubiera supuesto hasta 500 millones en ingresos para la firma española si ese fármaco llegaba al mercado. Desde ese momento, la molécula volvió a la cartera de la biotecnológica catalana. “La ironía es que cinco años más tarde hemos podido demostrar que la molécula funciona y da resultados”, asevera Buesa.

Este directivo también revela que el avance podría ayudar a la empresa a acordar con una gran farma alguna alianza para llevar al mercado este fármaco, de forma previa a su interés en saltar al Nasdaq en Nueva York, el parqué más atractivo para los laboratorios innovadores.

La biotecnológica cotiza en Bolsa desde 2015. Es un laboratorio especializado en el desarrollo de sus propios fármacos basados en la epigenética, el sistema que regula cómo funcionan los genes. Actualmente, dispone de dos fármacos avanzados en ensayos clínicos. Recientemente, la multinacional MSD (Merck Sharp & Dohme) compró a un rival de Oryzon, llamado Imago, por alrededor de 1.400 millones, desvelando el interés por este tipo de terapias.

La empresa catalana también está probando este fármaco en otros tipos de pacientes de leucemia y algunas variantes de tumores. Además, investiga con otro medicamento, denominado Ory-2001 (con una molécula llamada vafidemstat) para afecciones del sistema nervioso central y patologías como el trastorno del espectro autista, trastorno límite de la personalidad y trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Remisiones completas de la enfermedad

En un documento remitido a la CNMV, Oryzon concreta que las señales de la eficacia clínica de este fármaco “fueron robustas, con una tasa de respuesta” del 81% (22 de 27 pacientes evaluables). De estos, el 64% fueron remisiones completas de la enfermedad y el 36% parciales.

Los ensayos se han realizado en hospitales españoles, probando el fármaco en combinación con azacitidina en pacientes con leucemia mieloide aguda en ancianos o en pacientes no elegibles para quimioterapia intensiva.

El congreso de Nueva Orleans, además, ha elegido a la presentación de Oryzon entre las más 25 más relevantes y opta a estar entre las finalistas para llevar a otras citas médicas satélites.

Normas
Entra en El País para participar