Repsol condena el intento de “quebrantar el orden constitucional” en Perú

La energética española opera La Pamipilla, la principal refinería de petróleo del país, donde cuenta con 2991 empleados

Repsol condena el intento de “quebrantar el orden constitucional” en Perú

Repsol ha condenado el intento de “quebrantar el orden constitucional” llevado a cabo por el ya expresidente de Perú, Pedro Castillo, quien este miércoles ha disuelto el Congreso, para evitar un juicio político que tiene pendiente por cargos de corrupción y tráfico de influencia. "Condenamos el intento por quebrantar el orden constitucional ocurrido en Perú, y saludamos la pronta reacción de sus instituciones y del pueblo peruano en defensa del Estado de Derecho", ha expresado la compañía.

Castillo había decretado la disolución del legislativo y la instauración de un “gobierno de excepción”. Además, el mandatario había dictado el toque de queda nocturno en todo el país, sin efecto por el despacho presidencial del país. El exmandatario hizo este anuncio horas antes de que el Congreso debatiera un tercer pedido de destitución en su contra, que finalmente fue aprobado por 101 de los 130 legisladores que integran el hemiciclo peruano.

La medida, percibida mayoritariamente como un golpe de Estado, no obtuvo el aval de la mayoría de los ahora exintegrantes de su Gobierno, ni tampoco de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, el Tribunal Constitucional y el Poder Judicial. Tras ser destituido por el Legislativo, Castillo fue detenido. Posteriormente, el Parlamento unicameral citó a la vicepresidenta, Dina Boluarte, una abogada de 60 años, que ha jurado el cargo hoy mismo.

"La vuelta a los cauces de la legitimidad dentro del marco constitucional del país nos da la tranquilidad para seguir operando con responsabilidad y renovar así nuestro compromiso con los peruanos y peruanas. Sin duda, la democracia es la vía para el desarrollo de los pueblos y para el libre ejercicio de los derechos fundamentales", concluye Repsol.

La compañía española opera en Perú la principal refinería de petróleo del país y una de las más importantes de Latinoamérica, La Pampilla, que tiene una capacidad de destilación de 117.000 barriles diarios y representa más de la mitad de la capacidad de refino del país. Según los datos que ofrece a través de su web, también opera una red de más de 600 estaciones de servicio, entre los establecimientos propios y la red afiliada. En total, Repsol cuenta con una plantilla de 2991 empleados en el país.

 

 

Normas
Entra en El País para participar