Ryanair se asegura cuatro años más bajo la batuta de Michael O’Leary, hasta julio de 2028

Ficha a Anne Nolan, ex presidenta de Aviación Civil en Irlanda, para su consejo de administración

El CEO del holding Ryanair, Michael O'Leary.
El CEO del holding Ryanair, Michael O'Leary.

La mayor aerolínea europea del low cost, Ryanair, seguirá bajo la batuta del veterano Michael O’Leary (61 años) al menos hasta julio de 2028. La matriz, Ryanair Holdings, ha decidido ampliar cuatro años el contrato de su consejero delegado, con anterior fecha de expiración en el verano de 2024.

La noticia motiva una subida del 1% para la compañía aérea a media jornada en la Bolsa de Dublín. Ryanair se ha adelantado en año y medio al momento en que su impulsor quedaba libre del actual contrato, al tiempo que incorpora a la que fue presidenta de la Autoridad Irlandesa de Aviación (IAA) entre 2010 y 2018, Anne Nolan, como consejera no ejecutiva. Su experiencia en regulación será básica, apunta el presidente Stan McCarthy, para afrontar los retos ambientales y de crecimiento.

El compromiso de O’Leary como CEO queda sellado tras meses de negociaciones internas de las que han tenido información los principales accionistas, según un comunicado emitido por Ryanair. En el marco del acuerdo, el ejecutivo irlandés ve ampliado hasta 2028 el otorgamiento de las opciones sobre acciones que le fueron concedidas en 2019, previa consecución de objetivos como un beneficio después de impuestos de 2.200 millones de euros (fue de 1.000 millones en 2019) o un precio de la acción en 21 euros (la actual cotización está en el entorno de los 13 euros).

La empresa ha subrayado que de no alcanzarse estas metas, las opciones decaerán y O’Leary solo cobrará su salario base. La prórroga del contrato está sujeta a que la junta de accionistas vote a favor de la modificación de la política de remuneración.

Modificaciones previas a la crisis sanitaria

En 2019, Ryanair aprobó un esquema de retribuciones en acciones por el que O'Leary podía ganar casi 100 millones de euros si duplicaba la rentabilidad de la compañía o el precio de la acción en un periodo de cinco años. Al CEO se le otorgaba la opción de comprar 10 millones de acciones al precio de 11,12 euros su cumplía los citados objetivos, con lo que obtendría una ganancia de 9,88 euros por título con la cotización por encima de los 21 euros.

Con el paso de la pandemia, y el consiguiente derrumbe del sector aéreo, el directivo se bajó el sueldo base un 74%, hasta los 250.000 euros anuales en una decisión anunciada en julio de 2021.

El consejero delegado tiene otra meta, esta operativa, como es la consecución de 225 millones de viajeros al año. Entre los últimos caballos de batalla del polémico O'Leary ha estado el de la crítica a las ayudas públicas durante la pandemia a aerolíneas europeas como Air France, Lufthansa o la española Air Europa. En estos días su foco está en intentar influir contra la decisión de la Comisión Europea de gravar exclusivamente los vuelos intraeuropeos con el pago de derechos de emisión e incluso con un posible impuesto al queroseno.

Normas
Entra en El País para participar