El gigante Trafigura registra unas ganancias récord de 7.000 millones en el año de la crisis energética

La multiunacional petrolera reparte 1.700 millones de dólares en dividendos

Un barco petrolero.
Un barco petrolero.

La multinacional petrolera Trafigura ha registrado unas ganancias récord de 7.000 millones de dólares (unos 6.700 millones de euros) en su último año fiscal —superando los beneficios de los últimos cuatro años combinados—, en un ciclo marcado por una crisis energética que ha desimantado la brújula de los precios de las materias primas tras la invasión rusa en Ucrania. 

Según ha detallado Trafigura este jueves, los ingresos hasta septiembre aumentaron hasta los 318.500 millones de dólares. "El negocio del petróleo y sus derivados ha tenido un año excepcionalmente sólido", ha señalado Christophe Salmon, director financiero del grupo francés. Tras las ganancias registradas, Trafigura ha repartido 1.700 millones de dólares en dividendos.

De hecho, según Salmon, este ha sido uno de los períodos más rentables de la historia para el mercado de materias primas, explicado en gran parte por la volatilidad producida por la guerra en Ucrania. Otros rivales como Glencore y Vitol también han públicado resultados récord.

La incertidumbre provocada por la tensión entre Occidente y Rusia ha acelerado los esfuerzos de los Gobiernos por garantizar las reservas energéticas del bloque comunitario, altamente dependiente de las decisiones del Kremlin. En 2021, la Unión Europea recibió de Rusia cerca del 40% de su gas natural, casi un 30% de sus importaciones de petróleo y un 46% del carbón consumido.

A principios de semana, Trafigura firmó un préstamo a cuatro años por 3.000 millones de dólares, respaldado por Deutsche Bank, para afrontar un nuevo compromiso del grupo para entregar volúmenes sustanciales de gas a la red de gas europea y, en última instancia, a Alemania, durante los próximos cuatro años.

“Estamos interactuando mucho más con los gobiernos y reguladores, simplemente brindando información sobre inteligencia del mercado", ha explicado Jeremy Weir, el director ejecutivo del grupo francés, en un vídeo publicado junto con el informe de resultados.

Y aunque la volatilidad del mercado ha sido una ventaja para las compañías energéticas, también han visto amenazada su liquidez, ya que se han tenido que enfrentar a una mayor exigencia para cubrir los colaterales en el mercado de derivados, que se han disparado hasta en diez veces en comparación con 2020. De acuerdo con el Banco de Pagos Internacionales, el valor en riesgo de Trafigura —que calcula la máxima pérdida posible en un día de negociación—se cuadruplicó hasta los 199.800 millones de dólares durante su año fiscal.

Así, las ganancias de este año fiscal permiten a los operadores de materias primas recuperar el músculo de sus cajas chicas, para levantar más financiación de la Banca. Trafigura añadió este año 7.000 millones de dólares a su línea de crédito, que ya alcanza los 73.000 millones de dólares. Y tras los buenos resultados publicados este jueves, el valor de la compañía se sitúa sobre los 15.100 millones de dólares. 

Sin embargo, no todo han sido buenas noticias para el grupo francés. Mientras su división energética registró ganancias récord, los beneficios de su división de metales cayó un 24%, impactada sobre todo por los bloqueos en China por su política Covid cero.

Normas
Entra en El País para participar