Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales registran su menor cifra en dos años

El 9% de las ejecuciones hipotecarias realizadas en el tercer trimestre

fueron sobre viviendas nuevas y el 91% sobre usadas

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales registran su menor cifra en dos años

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 2.022 en el tercer trimestre del año, cifra que es la más baja desde el tercer trimestre de 2020 y que supone un descenso del 13,8% respecto al mismo periodo de 2021 y del 36,1% en relación al trimestre anterior.

Es el segundo descenso que se registra en las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual tras siete trimestres de alzas, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

En el tercer trimestre de este año se iniciaron 4.105 ejecuciones hipotecarias, un 38,3% menos que en igual periodo de 2021 y un 42,3% menos respecto al segundo trimestre de 2022. De ellas, 3.917 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 188 a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas bajaron un 37,3% interanual en el tercer trimestre y un 41,7% en relación al trimestre anterior. Dentro de las fincas urbanas, 2.884 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 29,9% menos que en el tercer trimestre de 2021 y un 37,2% menos respecto al trimestre anterior.

Ejecuciones sobre viviendas

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentraron el 70,3% del total de ejecuciones hipotecarias en el tercer trimestre de 2022. El 49,2% del total de ejecuciones hipotecarias son viviendas habituales de personas físicas.

Según los datos del INE, el 9,3% corresponde a viviendas de personas jurídicas, con 377 ejecuciones, un 68,1% menos en tasa anual, mientras que el 11,8% fueron ejecuciones de otras viviendas de personas físicas.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias de otras fincas urbanas (locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, otros edificios y aprovechamientos urbanísticos) suponen el 22,7% del total del tercer trimestre.

El 9% de las ejecuciones hipotecarias en el tercer trimestre fueron sobre viviendas nuevas y el 91% sobre usadas. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas disminuyó un 49,2% en tasa anual, hasta las 261, mientras que el de usadas bajó un 27,1%, hasta un total de 2.623.

Los datos del INE muestran que el 15,6% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el tercer trimestre correspondió a hipotecas constituidas en el año 2006, el 15,2% a hipotecas constituidas en 2007 y el 10,8% a hipotecas de 2005.

El periodo 2005-2008 concentra el 49,7% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas entre julio y septiembre de este año.

Andalucía y Comunidad Valenciana, a la cabeza

Los últimos datos del INE señalan que las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el tercer trimestre fueron Andalucía (995), Comunidad Valenciana (767) y Cataluña (764).

Por su parte, Navarra (15), La Rioja (21) y País Vasco (32) registraron el menor número.

En el caso de viviendas, Andalucía (604), Comunidad Valenciana (510) y Cataluña (492) presentan el mayor número de ejecuciones en el tercer trimestre. Las cifras más bajas se dieron, por contra, en Navarra (10), La Rioja (14) y Cantabria y País Vasco, ambas con 24.

Normas
Entra en El País para participar