Claves del nuevo sistema de cotización para autónomos, según la Seguridad Social

La reforma del RETA entrará en vigor el 1 de enero de 2023, aunque su aplicación será progresiva

nuevo sistema de cotización

Quedan semanas para que entre en vigor el nuevo sistema de cotización para los trabajadores autónomos. Será el próximo 1 de enero cuando el Régimen General de Trabajadores Autónomos experimente una de las reformas más importantes de las vividas hasta ahora.

El nuevo sistema de cotización para autónomos entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2023 y se irá adoptando de manera progresiva durante tres años. El sistema está formado por quince tramos diferentes que determinan las bases de cotización y las cuotas de los autónomos en función de sus rendimientos netos.

Así, las cuotas mensuales a la Seguridad Social variarán entre los 230 y los 500 euros al mes en el año 2023, mientras que en el año 2025 la variación será de los 200 a los 590 euros mensuales teniendo en cuenta los rendimientos netos del autónomo.

Por ejemplo, uno de los tramos que entrarán en 2023 es el que alude que el profesional cobra menos de 1.166,70 euros al mes hasta los 1.300 euros, por esa cantidad, la base mínima será de 950,98 euros, mientras que la base máxima, de 1.300 euros y así sucesivamente.

Los autónomos podrán cambiar de tramo en función de su previsión de ingresos netos hasta seis veces al año.

Cese parcial de actividad

Por otro lado, los rendimientos netos se calcularán al deducir de los ingresos todos los gastos que se producen en el ejercicio de la actividad. Sobre dicha cantidad habrá que aplicar una La reforma no solo contempla cambios en el sistema de cotización a la Seguridad Social por parte de los trabajadores autónomos, sino que también mejora el sistema de protección por cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia. Esto significa que se instaurará por primera vez el cese de actividad parcial tanto para autónomos con trabajadores como para autónomos sin trabajadores. Para acogerse a él deberá acreditarse una caída de los ingresos de entre un 50% y un 75%.

Asimismo, los autónomos con bajos ingresos experimentarán una reducción de su cuota de más del 30% con respecto a la actual. Aquellos que cobren por debajo del SMI pagarán cuotas de entre 200 y 260 euros al mes en 2025.

Finalmente, también se instaura una cuota bonificada de 80 euros al mes durante doce meses para los nuevos autónomos. En total, esta bonificación se puede prorrogar hasta alcanzar los dos años.

Normas
Entra en El País para participar