Cellnex recibe el apoyo de Goldman y la banca internacional a su giro estratégico

Apuestan por un aumento de los dividendos

Los analistas contemplan la opción de la venta de activos no estratégicos

Tobías Martínez, CEO de Cellnex.
Tobías Martínez, CEO de Cellnex.

El cambio estratégico aprobado por Cellnex la pasada semana, dejando atrás las grandes compras, y dirigido hacia el crecimiento orgánico, la generación de caja y el recorte de deuda, ha recibido el respaldo de numerosos bancos de inversión internacionales en los últimos días. Sus analistas consideran que el giro es positivo y han reiterado o elevado el precio objetivo de las acciones de la firma con altas valoraciones.

Entre estas entidades destaca Goldman Sachs, que da un precio objetivo a las acciones de Cellnex de 77,80 euros, el mayor de los analistas que siguen a la compañía, con un potencial de más de un 130%, con respecto al precio actual. Sus analistas destacan que la salida de la estrategia de fusiones y adquisiciones, la clarificación del portfolio actual y el impulso al crecimiento orgánico, junto con el objetivo de consolidar un rating con grado de inversión con Standard & Poor’s, es positivo para los inversores en el actual escenario macroeconómico.

Goldman, que recuerda que American Tower y la italiana Inwit han aprobado estrategias similares, apunta que Cellnex podría acelerar su calendario entre 12 y 18 meses con la posible venta de activos. Sus analistas apuntan a la opción de vender negocios en mercados en los que tiene un único cliente y que no son estratégicos, o bien la venta de participaciones minoritarias en filiales en mercados maduros con un amplio número de clientes. Esta última opción ya fue considerada por Cellnex hace varios meses para sus proyectos.

A su vez, Credit Suisse reiteró su recomendación de sobreponderar, con un precio objetivo de 60 euros, elevando un 2% sus previsiones de ebitda para 2023. La entidad apuesta por una estrategia con mayor remuneración a los accionistas, tanto a través de dividendos como de recompra de acciones, una vez se consolide el grado de inversión, y prevé un payout con respecto al flujo de caja libre del 25% en 2024, del 50% en 2025, del 75% en 2026 y del 100% de 2027 en adelante. Según el banco, Cellnex podría devolver a los accionistas en torno a 2.000 millones de euros hasta 2027 y 3.000 millones hasta 2030. Credit Suisse prevé que el ratio de deuda neta frente a ebitda se sitúa en 6,1 veces en 2023, 5,7 veces en 2024 y 5,1 veces en 2025.

En este escenario, Bank of America ha elevado de 60 a 61 euros el precio objetivo de la acción de Cellnex. Según el banco, la compañía está bien posicionada para la gestión de las rede que necesitan los operadores y para rentabilizar las infraestructuras. En su opinión, la capacidad industrial de Cellnex para forjar alianzas a largo plazo con las telecos representa un factor diferenciador clave frente a los inversores financieros puros. “Con el mercado de torres en Europa cerca de la maduración, el cambio de enfoque a otros verticales, como las redes activas, la fibra hasta las torres y los centros de datos, ofrece más opciones a las empresas.

También Societe Generale (SG), que sitúa en 58 euros el precio objetivo de la acción, aboga por la mejora en la política de remuneración al accionista. La entidad prevé que Cellnex establezca un significativo aumento del dividendo a partir de 2024. Además, cree que la compañía alcanzará a final de 2023 su objetivo de reducir el ratio de deuda frente a ebitda por debajo de siete veces, antes del plazo establecido por S&P para mantener el rating con grado de inversión, de entre 12 y 24 meses.

Citi

Los analistas de Citi creen que Cellnex ha mostrado agilidad en adaptarse al actual escenario, y señalan que esos cambios deberían eliminar riesgos. El banco, que no descarta la monetización de algunos de sus activos, reitera su recomendación de comprar, con un precio objetivo para la acción de 43 euros.

Jefferies destacó el impulso que Cellnex quiere dar al crecimiento orgánico en paralelo con el desapalancamiento con sus actuales activos. La firma, que sitúa en 41 euros el precio objetivo de las acciones del grupo, señala que la compañía debe mostrar más visibilidad sobre las oportunidades que permite el crecimiento orgánico.

Exane también elevó el precio objetivo de los títulos de Cellnex de 45 a 47 euros, destacando la mejora de los ingresos de la compañía en Italia, uno de sus mercados principales. La entidad cree que los costes por alquiler serán inferiores a lo previsto, lo que se traducirá en un aumento del 1% del flujo de caja libre recurrente apalancado.

Los analistas han hecho sus apuestas. Ahora será el mercado el que decida. Desde su mínimo anual, registrado a final de octubre, las acciones de Cellnex suben un 15% con el apoyo de la nueva estrategia. Ahora bien, en los últimos días, tras la colocación de derivados por parte de Hutchison (titular de un 4,8% del capital de Cellnex tras la venta de sus torres en Reino Unido), los títulos vuelven a titubear. Las acciones bajaron ayer un 2%, hasta 33,53 euros.

Prioridades de la compañía

Rating. El CEO de Cellnex, Tobías Martínez, señaló ayer que el reforzamiento del capital es una prioridad de la compañía para convertirse en una empresa con rating con grado de inversión en un periodo entre 12 y 24 meses. En su presentación en las tradicionales jornadas de TMT que organiza Morgan Stanley, el divo indicó que la compañía considerará más recompras de acciones y pago de dividendos cuando empiece a generar flujo de caja libre positivo a partir de 2024.

Crecimiento. El ejecutivo insistió en que el crecimiento orgánico es una prioridad, en el actual contexto del 5G, con negocios adyacentes a la torre como la fibra hasta el emplazamiento. La empresa tiene proyectos de despliegue de emplazamientos en países como Francia, Italia y Polonia.

Cobertura. Tobías Martínez señaló que Europa está por detrás de EE UU y China en el 5G, y añadió que los sistemas DAS se están desplegando antes que los small cells. En su opinión, la cobertura en interiores en Europa es más un problema.

Inflación. El ejecutivo dijo que la inflación es un viento de cola para Cellnex, que tiene entre el 60% y el 65% de sus ingresos ligados a las subidas de precios. Tobías Martínez indicó que los costes de arrendamiento han estado mejorando en los últimos cuatro años, mientras que los costes de mantenimiento y plantilla están bajo control.

Normas
Entra en El País para participar