Las telecos europeas captan más de 62.000 millones con la venta de torres

Captan recursos para reducir deuda y financiar su crecimiento en otros negocios

Deutsche Telekom y Vodafone cierran fuertes desinversiones

Torre de telecomunicaciones en el estado de Sajonia, en Alemania.
Torre de telecomunicaciones en el estado de Sajonia, en Alemania. Getty Images

La venta de los activos de torres de telefonía móvil por parte de las operadoras europeas se acelera. La mayoría ha procedido a la desinversión de estas infraestructuras o ha dado pasos decisivos en esa dirección. En este escenario, las telecos han captado cerca de 62.000 millones de euros con estas transacciones desde 2019.

La última operación se cerró la pasada semana, con el acuerdo de Vodafone para dar entrada en su división de torres, Vantage Towers, con un 50% del capital, a KKR y GIP. Con la transacción, Vodafone percibirá entre 3.200 y 7.100 millones de euros. Vantage se ha valorado en 16.200 millones.

Vodafone sigue la estela de Deutsche Telekom, que en julio pasado anunció la venta de un 51% del capital de su filial GD Towers, compañía tenedora de sus torres en Alemania y Austria, al consorcio de fondos formado por Brookfield y DigitalBridge. Es la mayor transacción realizada en el segmento de torres en el Viejo Continente, con un valor de 17.500 millones de euros, y un total de 40.000 emplazamientos.

En esta vorágine, Cellnex cerró la pasada semana la compra de los activos de Hutchison en Reino Unido, en la que era la última parte de una transacción, anunciada a final de 2020, que ha supuesto la adquisición de los emplazamientos del grupo asiático en seis países europeos, por 10.000 millones de euros. Es la mayor transacción de la historia realizada por Cellnex que, no obstante, ha mantenido una intensa actividad corporativa en los últimos años.

Entre otros movimientos, adquirió Hivory en Francia, por 5.400 millones de euros; las torres de Arqiva en Reino Unido, por 2.300 millones: Polkomtel Cifrowa en Polonia, por 1.570 millones; las torres de Iliad en Francia, por 1.400 millones: y Play en Polonia, por 1.300 millones, además de otras adquisiciones en Países Bajos, Suiza, Italia, Portugal, España, Irlanda, Reino Unido, Austria o Suecia.

Con este avance, Cellnex se ha situado como primer grupo europeo del sector con 104.000 emplazamientos, que pasarán a 138.000 en 2030, una vez terminen los planes de despliegues contratados con sus clientes. El grupo español supera ampliamente a sus principales competidores en el Viejo Continente: Vantage, con 45.800 emplazamientos; GD Towers, con 40.700, American Tower Europe, con 30.200; y Totem, filial de Orange, con casi 27.000.

Telefónica, por su parte, ha mostrado su disposición a vender su participación en la británica CTIL (está incluida en Virgin Media O2), décimo primer grupo europeo, con 14.300 emplazamientos, donde tiene como socio a Vantage. La teleco española fue una de las primeras compañías en optar por la salida de este ámbito de las infraestructuras, con la venta en 2021 de las torres de su filial Telxius a American Tower, por cerca de 7.700 millones de euros.

Con las desinversiones, las telecos han captado fondos con los que reducir deuda. Por ejemplo, Vodafone calcula que con la venta de la participación en Vantage a KKR y GIP, su ratio de apalancamiento bajará en un rango entre 0,2 y 0,5 veces el ebitda. Deutsche Telekom, por su parte, señaló que, con la venta del 51% de GD Towers, reducirá su deuda neta en 6.500 millones de euros, y el apalancamiento en 0,2 veces el ebitda después de arrendamientos. La operadora germana, igualmente, quiere los fondos de esta operación para elevar su participación en su filial T-Mobile US hasta el 51%.

Mercado

Tras los movimientos corporativos, las telecos han situado su cuota en el mercado de torres en el 34%, según las estimaciones de la consultora especializada TowerXchange. En 2015, tenían cerca del 90%. Las torreras independientes tienen el 29% (Cellnex posee el 20% del total europeo), por un 25% de las empresas de torres controladas por operadoras y un 12% de las joint ventures controladas por torreras.

De todas formas, la estructura del sector va a seguir cambiando a medio y largo plazo. Según fuentes del mercado, los acuerdos cerrados por Deutsche Telekom y Vodafone tienen un plazo determinado de tiempo, puesto que han optado por socios financieros que buscarán rentabilizar su apuesta. Vodafone y sus nuevos socios han acordado un periodo de bloqueo de tres años, a partir del cual, tendrán opción de vender sus participaciones, con derecho de tanteo.

En este escenario, compañías como Cellnex o American Tower, como grupos industriales, tienen la vista puesta en la posible venta de estos activos por parte, tanto de los fondos de inversión como de las propias operadoras.

Otra incógnita del mercado se centra en la estrategia que adopte finalmente Orange con Totem Group. La teleco francesa mantiene, por el momento, el control total de estos activos, al considerarlos estratégicos.

Normas
Entra en El País para participar