La CNMC reclama al Gobierno sus competencias ante la próxima subasta de 5G

Publica su informe sobre la licitación de espectro de 26 GHz

La CNMC reclama al Gobierno sus competencias ante la próxima subasta de 5G

La Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) ha publicado su informe sobre el proyecto de Orden para el otorgamiento por subasta de concesiones de uso privativo de dominio público radioeléctrico en la banda de 26 GHz, clave para el 5G. En el estudio, la autoridad reguladora reclama sus competencias sobre la resolución de conflictos en este ámbito.

Así, en un comunicado, la CNMC señala que debe ser el organismo encargado de resolver los conflictos en relación con el cumplimento de la obligación de cesión. En su informe, asegura que el borrador sobre el proyecto, mediante la cláusula 24 del pliego, propone que sea la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales (SETID) la entidad encargada de resolver las reclamaciones que puedan formularse en relación con el cumplimiento de la obligación de atender de forma diligente las solicitudes razonables de cesión.

Según la CNMC, esta previsión no estaría en línea con el reparto de competencias entre el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y la CNMC que recoge la Ley General de Telecomunicaciones (LGTel).

“En particular, le corresponderá resolver conflictos entre operadores relativos a la determinación de las condiciones concretas para la puesta en práctica de la obligación impuesta por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de la utilización compartida del dominio público o la propiedad privada, o de la ubicación compartida de infraestructuras y recursos asociados, de acuerdo con el procedimiento regulado en el artículo 46 de la ley, así como resolver conflictos sobre el acceso a infraestructuras susceptibles de alojar redes públicas de comunicaciones electrónicas, la coordinación de obras civiles y el acceso o uso de las redes de comunicaciones electrónicas titularidad de los órganos o entes gestores de infraestructuras de transporte de competencia estatal”, afirma la CNMC.

El regulador precisa que, previsiblemente, los desacuerdos se centrarán no tanto en las condiciones técnicas del uso de la banda las cuales se encuentran claramente fijadas en el Cuadro Nacional de Frecuencias (CNAF), sino en los aspectos económicos que conlleven dicha cesión. “Por tanto, debería ser la CNMC la que, en caso de existir discrepancias, determinara las condiciones económicas de la cesión fijando unas condiciones pro competitivas, proporcionadas y no discriminatorias para las partes”, afirma.

En términos generales, la CNMC indica que el Proyecto de Orden del Ministerio divide la banda de 26 GHz en 50 concesiones de 200 MHzcada una: 12 concesiones demaniales de 200 MHz, de ámbito estatal, y 2 conjuntos de 19 concesiones demaniales de 200 MHz, de ámbito regional (un total de 400 MHZ). El modelo de licitación será un sistema de subasta simultánea ascendente de múltiples rondas mediante el procedimiento abierto.

La CNMC considera en general adecuadas las previsiones contenidas en el proyecto presentado por el Ministerio, aunque propone relajar los criterios de solvencia técnica y económica para permitir que un número mayor de operadores puedan optar a adquirir frecuencias en la banda de 26 GHz.

Además, recomienda incluir la obligación a los adjudicatarios que alcancen el límite máximo de frecuencias por operador de atender las solicitudes razonables de acceso mayorista a la banda de 26 GHz que reciban por parte de otros operadores.

Entre sus propuestas figura también el establecimiento de obligaciones de uso por parte de los operadores que han solicitado la cesión, como desplegar sus redes en un plazo máximo de un año.

Normas
Entra en El País para participar