Mercados

La quiebra de FTX arrastra a las criptos a otra jornada negra

El bitcoin marca nuevo mínimo anual, al filo de los 17.000 dólares, justo un año después de su máximo histórico

Los inversores temen por la seguridad del mercado ante la caída de uno de los grandes operadores

Bitcóin pulsa en la foto

La quiebra de FTX ha creado una crisis de confianza en el mundo de criptoactivos que apunta al regreso de las tubulencias que arrasaron este mercado meses atrás y que remite a lo sucedido con el colapso de la divisa Luna, el criptofondo Three Arrows Capital o la plataforma Celsius. La plataforma de criptoactivos Binance anunció el martes su intención de adquirir a su competidora FTX. Un acuerdo que llega después de que se publicaran los problemas de liquidez de FTX, que no pudo superar una oleada de desembolsos de 6.000 millones de dólares en apenas 72 horas.

El anuncio ha desatado de nuevo los temores en el mundo cripto, duramente penalizado este año por la amenza de recesión y las subidas de tipos. El bitcoin pierde este miércoles un 8% de su valor, adicional al 14% que se dejó el martes, y hace equilibrios para no perder los 17.000 dólares, en nuevos mínimos del año. El ethereum se deja un 15%, que sumado al 19% que se desplomó el martes, dejan su valor por debajo de los 1.200 dólares.También el token de Binance, la cuarta mayor criptomoneda con un valor de mercado de alrededor de 50.000 millones de dólares, cae hoy más del 8%.

El critptoinvierno se recrudece justo cuando se cumple un año de los máximos históricos del bitcóin. La principal divisa digital marcó el 9 de noviembre de 2021 los 67.734 dólares y se derrumba más del 74% desde entonces y más del 60% en lo que va de año.

Los inversores se atragantan con la caída de una de las principales plataformas de negociación de criptoactivos, la séptima de mayor tamaño, dirigida además por uno de los considerados gurús de este mercado, su fundador, el joven multimillonario Sam Bankman-Fried que con la bancarrota de FTX ve dilapidarse su fortuna. Su caída siembra por tanto el temor a que los problemas de liquidez y la falta de seguridad en la negociación de criptoactivos esté calando entre los grandes jugadores de este mercado.

El rescate de FTX llega  después de que Binance, que entró en el capital de la plataforma rival en una ronda de financiación en 2019, anunciara su desinversión en el tóken FTT, también propiedad de FTX. En las últimas jornadas se habían filtrado dudas sobre la liquidez financiera de FTX y sobre los problemas del balance de Alameda Research, la firma de venture capitalvinculada a la plataforma de compraventa de criptoactivos y a su fundador, Sam Bankman-Fried.  El acuerdo de compra, del que no se conocen aún los términos financieros, ha sido anunciado por el consejero delegado de Binance, Changpeng Zhao. Si bien entre los inversores también hay ciertas dudas sobre si se materializará o no. "La carta de intenciones no es vinculante, lo que significa que podrían surgir más problemas si Binance decide retirarse del acuerdo", señala David Moreno Darocas, analista asociado de de CryptoCompare en declaraciones a Bloomberg.

El temor por una quiebra de esta plataforma ha recorrido el mercado en las últimas semanas. FTX ha reconocido que desde el pasado fin de semana habían registrado fuertes salidas de dinero. Desembolsos que en las últimas 72 horas habrían ascendido a 6.000 millones de dólares. Entre los mayores desembolsos estaría el ejecutado por Nexo, una de las principales plataformas de criptopréstamos, que habría retirado unos 110 millones de dólares en criptomonedas de FTX. Su criptoactivo, FTT, se desplomó el martes un 70%.

La operación implicará la fusión de la primera y séptima plataforma de criptoactivos más grandes del mundo y dará a Binance una clara posición de dominio. Sin embargo se produce en un momento de enfriamiento de la industria, penalizada por la subida de los tipos ejecutada por los principales bancos centrales y la ralentización de la economía global,

Las alzas de tipos han puesto así en evidencia la burbuja de precios que habían registrado los criptoactivos después de años de inyecciones de liquidez y rentabilidades de la deuda a cero o negativo, que empujaron a numerosos inversores hacia este tipo de activos en la búsqueda rápida de ganancias.

Aviso para los activos de riesgo

Los nuevos problemas de liquidez que despuntan en el mercado de criptoactivos ponen de nuevo de relieve la fragilidad del actual momento de mercado, en que las valoraciones continúan ajustándose a un proceso de rápidas y constantes alzas de tipos de interés. Los expertos advierten de que la fuerte caída del bitcóin en los dos últimos días es un aviso para el conjunto de los activos de riesgo de que el fondo de mercado continúa siendo bajista. Con las alzas de tipos, la mayor de las criptodivisas se ha convertido en un termómetro en el que medir el apetito por el riesgo. No en vano, su auge se vio alimentado por una abundancia de liquidez por parte de los bancos centrales que ahora está en retroceso.

Normas
Entra en El País para participar