Madrid crea nuevas deducciones fiscales al alquiler de vivienda y a los estudios universitarios

Beneficiarán a 700.000 contribuyentes, con un coste fiscal de 92 millones de euros

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.
La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. GETTY

La Comunidad de Madrid ha aprobado este martes un nuevo proyecto de Ley con una batería de deducciones en el IRPF que suponen un coste fiscal de 91,9 millones de euros. De todas estas medidas podrán beneficiarse casi 700.000 contribuyentes madrileños, según cálculos del Gobierno regional. El paquete incluye la ampliación del porcentaje de bonificación en tres deducciones ya existentes y la creación de otras tres nuevas ventajas fiscales relacionadas con el cuidado de personas mayores en el entorno familiar, el arrendamiento de viviendas y los estudios superiores.

La iniciativa de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo será remitida el miércoles a la Asamblea legislativa para iniciar su tramitación parlamentaria y su aplicación está prevista a partir de este próximo año, "ayudando así a las familias madrileñas ante el incremento de los precios, el coste de la energía y la situación de alta inflación", según explica el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en una nota.

Mayores

En la nueva rebaja por cuidado de personas mayores, los contribuyentes podrán aplicar una deducción de 500 euros por cada ascendiente mayor de 65 años o con discapacidad, por el que puedan aplicarse el mínimo por ascendientes que recoge la normativa del impuesto sobre la renta de las personas físicas. Cuando dos o más contribuyentes tengan derecho a la aplicación de la deducción respecto de los mismos ascendientes, su importe se prorrateará entre ellos por partes iguales.

Según ilustra el Gobierno regional, podrá aplicar esta ventaja un contribuyente con sueldo anual de 30.000 euros brutos, con un hijo menor de tres años y con ascendiente a cargo que convive y tiene rentas inferiores a 8.000 euros. La cuota íntegra autonómica, de 2.001,66 euros, se reducirá hasta los 1.501,66 euros.

 Alquiler

Los contribuyentes que tengan inmuebles arrendados como vivienda podrán deducirse el 10% de las cantidades satisfechas en el ejercicio por gastos de conservación y reparación, la formalización de contratos de arrendamiento, primas de seguros por daños e impagos y la obtención de certificados de eficiencia energética vinculados con tales arrendamientos, con un límite de deducción de 150 euros anuales.

La Comunidad pone como ejemplo al contribuyente de 40 años, sin hijos, con una base imponible en el IRPF de 35.460 euros, que tiene alquilada una vivienda por la que percibe una renta que genera unos rendimientos netos de capital inmobiliario de 3.460 euros (incluidos en la base imponible) una vez deducidos los gastos deducibles y aplicada la reducción por arrendamiento de vivienda. En el año en cuestión, ha satisfecho 1.500 euros por la pintura de la casa que tiene alquilada. Así, la cuota íntegra regional pasaría de los 3.534,21 a los 3.384,21 euros.

Estudios

Con el nuevo plan, los contribuyentes podrán deducir el importe de los intereses pagados en el período impositivo correspondientes a préstamos obtenidos para cursar estudios universitarios en grado, máster o doctorado. Asimismo, serán deducibles los intereses satisfechos por préstamos obtenidos para la realización de estudios que permitan la obtención de un título propio de máster de la entidad que lo organice, siempre que dicha entidad imparta también formación que permita la obtención de un título oficial.

"La deducción será aplicable por quien resulte obligado a satisfacer tales intereses siempre que el préstamo se haya concedido para la realización de los estudios por el propio contribuyente, su cónyuge o cualquiera de los descendientes por los que tenga derecho a aplicar el mínimo por descendientes", detalla la nota.

Como ejemplo está el contribuyente con unos rendimientos brutos de 32.000 euros que paga a su hijo de 23 años un máster. Para ello solicita un préstamo de 15.000 euros por los que tiene que satisfacer en el ejercicio 900 euros de intereses. Esa es la cantidad que podrá desgravarse al 100%.

Ampliación

Además, la Comunidad ampliará otras deducciones ya existentes, como la relacionada con los gastos de enseñanza de idiomas, cuyo porcentaje de rebaja sube del 10% al 15%, o con la contratación de personas que se encarguen del cuidado a mayores en situación de dependencia o discapacidad, extendiendo la vigente para la misma atención a menores de tres años. En este caso, se podrán deducir el 25% de los gastos de cotización a la Seguridad Social. También se ampliará al 40% la deducción vinculada a la adquisición de acciones y participaciones sociales de nuevas entidades o de reciente creación, con un límite de 9.000 euros.

Normas
Entra en El País para participar