Ajuste de plantilla

Trabajo vigilará que Musk cumpla la ley laboral con los despidos de Twitter en España

La multinacional se ahorraría casi cuatro millones de gastos de personal en España si echa a toda la plantilla

Imagen de la cuenta de Elon Musk en Twitter.
Imagen de la cuenta de Elon Musk en Twitter.

El Ministerio de Trabajo estará “vigilante” para controlar que el magnate Elon Musk, que pretende despedir a la mitad de la plantilla de Twitter en todo el mundo tras adquirir la compañía, cumpla escrupulosamente la ley laboral española en los despidos que todo apunta que realizará también en España.

Así lo aseguraron este lunes fuentes de este departamento que dirige Yolanda Díaz, quienes precisaron que si esta multinacional pretende llevar a cabo despidos en España tendrán que hacerlos conforme a la normativa vigente. Y si las extinciones afectaran finalmente a más del 10% de la plantilla, como todo parece apuntar, deberán presentar un despido colectivo.

No obstante, aún se desconoce el número total de extinciones que pretende formalizar la compañía, aunque la totalidad de los empleados de Twitter en España han recibido ya una información sobre el proceso general de ajuste.Las alarmas ante un posible incumplimiento de la ley laboral saltaron este fin de semana cuando los líderes sindicales de UGT y CC OO advirtieron que si los despidos se realizan individualmente en lugar de presentar el expediente de regulación de empleo (ERE) que exige la ley para estos casos, las extinciones serían nulas y la empresa debería readmitir a todos empleados.

En cualquier caso, desde Trabajo aseguraron que, pese a la relevancia de la compañía, se le exigirá que cumpla la ley, como ya hicieron con Glovo y los falsos autónomos.Dicho esto, Musk se ahorraría unos cuatro millones de euros por gastos de personal si finalmente despidiera a todo el equipo de Twitter en España. Y es que según las últimas cuentas depositadas por la compañía en el Registro Mercantil, correspondientes a 2021, el número medio de personas empleadas por la tecnológica era de 27 personas, seis más que en 2020, y sus gastos de personal ascendieron a 3,8 millones de euros, 800.000 euros más que en 2020.

De esos 3,8 millones, 3,26 millones fueron sueldos y salarios, y el resto, unos 600.000 euros, de cargas sociales; 389.000 euros de Seguridad Social, y 210.000 euros correspondientes a otros gastos sociales. Tomando como referencia estos datos, el coste laboral por empleado en Twitter España ascendió a 143.000 euros en 2021 (unos 120.000 euros de salario bruto). Del total de empleados, 14 eran hombres y el resto mujeres; y 15 eran mánagers.

A falta de conocer los resultados económicos de los nueve primeros meses de 2022, Twitter cerró 2021 en beneficios. Sus ganancias ese año se elevaron un 6% frente al año anterior hasta 267.812 euros, y sus ingresos crecieron un 15% hasta 5,3 millones. Como ocurre en otras tecnológicas, su cifra de negocio no reflejaba el negocio real de la compañía, pues factura desde Irlanda todos sus servicios publicitarios, rebajando su factura fiscal. La filial pagó 125.700 euros de impuestos sobre beneficio, casi un 34% más que un año antes. A 31 de diciembre, Twitter Spain, que funciona como una prestadora de servicios de marketing, publicidad y desarrollo de negocio para su matriz, tenía abierto a inspección fiscal los impuestos por los que tributa desde 2017.

La filial indicó en su informe anual que preveía “un fuerte crecimiento para 2022 y esperaba ver “un aumento adicional en cuanto a facturación y rentabilidad”. Añadió que su estrategia en el país seguía siendo “aumentar la comunidad de usuarios” y centrarse en “brindar marketing de alta calidad, colaboraciones con medios y planificación de negocios”.

Twitter también acordó en mayo de 2021 renovar un año más su contrato de arrendamiento de su sede en España, situada en Madrid, previo aviso al arrendador. De no ejercer esa renovación se establecía una penalización. La renovación incluía una extensión de la superficie arrendada hasta 345 m2. Por arrendamientos pagó 419.000 euros, fundamentalmente por su sede de la calle Rafael Calvo.

La empresa pide a despedidos que vuelvan

Twitter está pidiendo a decenas de empleados despedidos la semana pasada que vuelvan a la empresa tras constatar que algunas personas fueron despedidas por error y que otras les resultan fundamentales para construir las características de la plataforma que Elon Musk, el nuevo dueño de la red social, quiere, según señalan fuentes conocedoras a Bloomberg. La empresa había despedido a muchas personas de múltiples departamentos, como derechos humanos, accesibilidad, ética del aprendizaje automático, transparencia y responsabilidad, publicidad, marketing, comunicaciones, ingeniería... Así que no es de extrañar, según Techcrunch, que se diera cuenta de que algunas de esas personas podrían ser críticas para mantener la plataforma funcionando sin problemas y trabajando en nuevas características.

Normas
Entra en El País para participar