Telefónica reducirá la deuda a 26.700 millones con las operaciones pendientes

La actividad financiera supera los 33.500 millones desde 2020

La teleco cuenta con una posición de liquidez de 22.108 millones

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica situó su deuda financiera neta en 28.918 millones de euros a la conclusión de septiembre (con arrendamientos asciende 38.081 millones). De incluir la devolución de impuestos en España (1.300 millones, que se contabilizarán en el cuarto trimestre), los fondos netos del cierre de la operación de Bluevia (FiberCo en España), de la recuperación de impuestos anticipados de Telxius, de la adquisición de una participación adicional en Telxius y el impacto por la adquisición de activos por le FiberCo Chile, la deuda se reduciría en 2.200 millones, hasta 26.700 millones.

El ratio de apalancamiento pasó de 2,59 veces el oibda a final de 2021 a 2,79 veces al cierre de septiembre, si bien, con las citadas operaciones pendientes, bajaría hasta 2,52 veces.

La operadora cerró el tercer trimestre con una posición de liquidez de 22.108 millones de euros, con una media de vencimientos brutos de deuda en 2023-2026 de 2.900 millones, que supone un 56% menos que la media de cuatro años de vencimientos a septiembre de 2016. Los vencimientos brutos ascienden a 3.000 millones en 2023, 2.200 millones en 2024, 4.300 millones en 2025, 2.000 millones de euros en 2026, y 25.800 millones más allá de 2026.

A septiembre, el grupo tenía cubiertos los vencimientos de deuda de los próximos tres años. La vida media se sitúa en 13,0 años, por los 10,79 años de final de 2020, mientras que el coste medio de los intereses se situó en el 3,94%, por debajo del 4,40% de mitad de 2022, aunque por encima del 3,84% de final de 2021. El 74% de la deuda es a tipo fijo.

Además, la teleco ha ampliado la deuda en monedas locales y reducido en euros, para minimizar la exposición en Latinoamérica. Al cierre de septiembre, el 74% de la deuda estaba nominada en euros, un 16% en el real brasileño y 10% en otras divisas de la región.

Con respecto a los híbridos, Laura Abasolo, directora de Finanzas y Control de Telefónica, señaló que son más caros que la deuda ordinaria, pero, al mismo tiempo, su componente de capital ha sido muy atractivo en los últimos años, hasta la gran refinanciación. De hecho, señaló, su coste es del 3.56%, y se ha reducido mucho en los últimos años. Según la directiva, la refinanciación, incluso con costes más altos, todavía está beneficiando a la compañía. “No deberíamos tener un gran impacto a medio plazo”, dijo Abasolo, quien añadió que la intención del grupo es refinanciar.

Financiación

La operadora ha acelerado en la captación de recursos desde el inicio de la pandemia. Así, ha superado los 33.500 millones de euros en actividad de financiación desde 2020. La compañía ha aprovechado el escenario de tipos de interés bajos de los últimos años, que ahora ha empezado cambiar, con el objetivo de reforzar la liquidez, extender los vencimientos de deuda y reducir los costes de los intereses.

Así, en los nueve primeros meses de 2022, ha levantado financiación por 9.984 millones de euros: 7.584 millones de refinanciación en el grupo, 1.740 millones corresponden a un crédito sindicado sostenible en Virgin Media O2 (VMED O2), 599 millones de nueva financiación en la británica Cornerstone y 61 millones a FiBrasil, el vehículo de fibra creado con CDPQ.

En 2021, Telefónica refinanció 6.667 millones de euros, 2.954 millones en el grupo, 1.650 millones en la joint venture en Alemania con Allianz, 1.976 millones en VMED O2 y 87 millones en FiBrasil. En 2020, refinanció 16.909 millones: 10.623 millones del grupo, y 6.287 millones de VMED O2, que acordó una recapitalización tras su creación.

Normas
Entra en El País para participar