Economía

Sánchez carga contra Guindos y le recuerda que fue ministro del PP y directivo de Lehman Brothers

El presidente del Gobierno ironiza sobre las declaraciones del vicepresidente del BCE, que ha asegurado que el dictamen de la entidad pretende ayudar al Ejecutivo

El primer ministro portugués  Antonio Costa junto a Pedro Sánchez hoy en Viana do Castelo (Portugal).
El primer ministro portugués Antonio Costa junto a Pedro Sánchez hoy en Viana do Castelo (Portugal). AFP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado que el Ejecutivo estudiará el informe del Banco Central Europeo (BCE) sobre el impuesto temporal a la banca, pero ha confirmado que continúa con su hoja de ruta de crear el gravamen, especialmente tras los últimos anuncios de beneficios y reparto de dividendos de las entidades financieras.

Sánchez ha comparecido este viernes, junto al primer ministro de Portugal, António Costa, ante los medios de comunicación en Viana do Castelo, tras la firma de acuerdos bilaterales, un día después de que el BCE cuestionase distintos aspectos del impuesto a la banca, considerando que podría llegar a poner en peligro una transmisión fluida de las medidas de política monetaria y que el importe del mismo podría no ser proporcional a la rentabilidad de las entidades.

El BCE avisó de que, si bien los ingresos netos por intereses de los bancos suelen aumentar a medida que aumentan los tipos de interés oficiales, el efecto puede compensarse con un menor volumen de préstamos, así como por pérdidas en la cartera de valores y aumentos en las provisiones como consecuencia del deterioro de la calidad de la cartera de crédito.

"Evidentemente tomamos nota y estudiaremos el informe, pero el Gobierno continúa con su hoja de ruta de crear este importante impuesto. Sobre todo, porque a la luz de los datos que hemos conocido de los beneficios y los dividendos que está dando el sector financiero como consecuencia del endurecimiento de la política monetaria, creo que está justificado que arrimen el hombro un poquito durante estos tiempos tan difíciles que están atravesando los españoles y las españolas", ha señalado Sánchez tras ser preguntado por el citado dictamen.

Ironía

El presidente también se ha referido a las palabras que el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, ha pronunciado este viernes, subrayando que el dictamen de la institución sobre el impuesto a la banca "trata de ayudar" al Gobierno.

Sánchez ha apuntado que Luis de Guindos "es bien conocido por la política española" por haber sido en el pasado ministro de Economía del Gobierno del Partido Popular, artífice del rescate al sector financiero y previamente responsable de Lehman Brothers, para a continuación agradecerle, en tono irónico, sus "ganas de ayudar".

En su dictamen, el BCE también expresó la importancia de que el impuesto pueda repercutirse a los clientes. Preguntado sobre la manera en la que el Gobierno va a garantizar que la banca no traslade el impuesto a los clientes, Sánchez se ha remitido a la redacción del proposición de ley, que plantea que el gravamen no se traslade a los clientes de las entidades financieras afectadas por el impuesto, algo que vigilará la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Normas
Entra en El País para participar