Inversión en led y menos horas: la receta para salvar el alumbrado navideño

El Gobierno pide reducir el consumo eléctrico entre un 5% y un 13%

Alumbrar una calle de Vigo en fiestas costará, de media, 3 euros al día

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, durante la fiesta de inauguración del alumbrado de la ciudad en noviembre de 2021.
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, durante la fiesta de inauguración del alumbrado de la ciudad en noviembre de 2021.

La torre Eiffel, los escaparates de Gran Vía o la torre de Pisa. Todos apagados antes de la medianoche. Los gobiernos de medio mundo hacen esfuerzos sin precedentes para ahorrar hasta el último kilovatio en un contexto internacional de precios de la energía disparados. En la otra cara de la moneda está la ciudad de Vigo, cuyo alcalde, Abel Caballero, clamó -literalmente- al cielo para interpelar a los astronautas de la Estación Espacial Internacional [SIC] que, según el alcalde, en ese momento contemplaban deslumbrado los "11 millones de led" instalados durante la Navidad del año pasado.

Las instituciones piden esfuerzos para el ahorro y corresponde a las administraciones locales reducir el consumo, pero no es obligatorio hacerlo con las luces que lo provocan. El último decreto del Gobierno de octubre establece el objetivo de reducir los consumos energéticos del país entre un 5,1% y un 13,5% desde este octubre a marzo de 2023, es decir, durante la Navidad.

Un pino de 30 metros iluminado consume lo mismo que un secador de pelo

Sin embargo, de cara a las fiestas, los ayuntamientos están advirtiendo de que reducirán poco o nada el despliegue de las luces en las fiestas. Desde Ximénez, la empresa que instala las luces de Vigo, advierte que tampoco es necesario grandes cambios ya que el consumo es mínimo. "Un pino de 30 metros iluminado consume lo mismo que un secador de pelo", aseguran desde la compañía.

Los consistorios, que son los que tienen las competencias sobre el alumbrado en las ciudades, por lo general están cumpliendo con las medidas de ahorro. El ayuntamiento de Vigo, sin ir más lejos, es uno de ellos. Caballero aseguró que este año la "capital mundial de la navidad" ahorrará un 14% de energía reduciendo el horario del alumbrado: de 18.00 a 1.00 horas todos los días, pasará a 18.30 hasta 0.30, es decir, una hora menos durante las nueve semanas que durará el despliegue desde que arranque el próximo 19 de noviembre. Medidas similares a las que se llevarán a cabo en otros municipios.

Tampoco parece que haga falta más. La iluminación LED, el tipo de luces con el que trabajan la mayoría de empresas de instalación de decoración navideña, reduce el consumo energético un 80% respecto a la iluminación incandescente, lo que también repercute en el precio.

En el caso en particular de Vigo, el alcalde aseguró que, con los precios energéticos de este año, la iluminación navideña le costará al ayuntamiento 60.000 euros (el doble que el año pasado) durante unos 50 días, sobre un presupuesto anual de 292 millones de euros, el 0,02% del total.

Este año se iluminarán 400 calles de la ciudad en las que se instalarán 11 millones de bombillas LED, lo que supone un gasto medio de 0,005 euros por bombilla y 3 euros por calle al día. Este hecho contrasta con los más de dos millones de turistas que, según el ayuntamiento, visitaron la ciudad durante las fiestas pasadas y los tres millones que espera el alcalde para este año.

Iluminación LED

La clave del ahorro está en las luces LED. Hasta hace unos años, las bombillas tradicionales eran incandescentes. Según explica Alain Mora, director de Ecubo e Ingeniero de proyectos energéticos, era una tecnología muy ineficiente porque se desaprovechaba mucha energía en forma de calor, además los materiales tenían un mayor deterioro, lo que acortaba la vida útil.

Actualmente, las LED son la tecnología más avanzada y con la que trabajan la mayoría de empresas de instalación de luces, incluida la que se encarga de las de Vigo. La compañía en cuestión es la pontanense Ximénez. Desde la empresa cordobesa aseguran que no han tenido alteración en los pedidos y que, aunque hubo cierta incertidumbre en agosto cuando se anunciaron las medidas de ahorro energético, las instalaciones llevan más de 10 años siendo LED, por lo que sus productos ya son de bajo consumo.

Para las empresas del sector estos gastos mínimos son beneficiosos para que la campaña navideña llegue a buen puerto. Son fechas clave ya que, en algunos casos, llega a suponer hasta el 60% de la facturación anual. Es el caso de instaladores como Electromiño, que aseguran que les va "bastante bien" la temporada. Miguel Perera, responsable de Electromiño, es otro de los beneficiados de los "11 millones de LED" del alcalde de Vigo. Perera certifica que la explosión lumínica de la ciudad en Navidad ha impulsado su negocio un 10% "fácilmente" en otros municipios de la zona.

Medidas

Aunque el gasto energético es mínimo, la mayoría de los municipios reducirán horarios y días de iluminación. En esta misma línea han avanzado medidas algunos ayuntamientos como el de Bilbao, que anunció a mediados de mes que retrasará una semana el encendido de luces navideñas y acortará una hora la iluminación los fines de semana; el de Sevilla que retrasará el inicio del alumbrado 10 días o el consistorio de Valencia, que afirma que aplicarán medidas "simbólicas" para frenar el consumo eléctrico en navidad. La Generalitat Valenciana valora pedir a los ayuntamientos reducir el gasto energético un 20%, pero el consistorio de la capital valenciana lo ha reducido un 35% desde 2015.

Dentro de las excepciones se encuentra la ciudad de Madrid. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, anunció que los horarios de la iluminación se mantendrán inalterados porque "cada hora de iluminación en la ciudad de Madrid cuesta 180 euros y entendemos que es un coste perfectamente asumible", afirmó el alcalde.

La portavoz municipal del ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, aseguró que la iluminación de este año se situará en una horquilla parecida a la del año pasado. Para 2022 se proyecta una inversión de 4 millones de euros, 400.000 euros más que en las pasadas navidades por el alza de precios, según aseguró Sanz.

Las administraciones son conscientes de que hay que dar ejemplo con el ahorro de energía, pero también de que las luces de navidad tienen un impacto positivo en los comercios de las ciudades. Si a ello se le suma que el gasto es mínimo, la balanza se nivela por el fomento del consumo. Por ejemplo, el desembolso de la iluminación navideña bilbaína rondó los 3.000 euros durante las seis semanas que estuvo encendida en 2021 y el gasto de alumbrado anual de Valencia supone el 0,8% del presupuesto total de la ciudad.

Eficiencia energética en Valencia

El ahorro de las LED se deja notar en la factura. La Concejalía de Gestión de Recursos de Valencia lleva invertidos 18 millones de euros desde 2018 en alumbrado eficiente, dentro de este gasto se incluye la sustitución del 80% del alumbrado de la ciudad, incluido el de navidad. Valencia ha pasado a pagar cerca de 18 millones de euros al año en el alumbrado a pagar unos 9 millones de euros y, en el apartado de eficiencia energética, ha deescendido su consumo un tercio desde 2015 (más de 34 millones de KWh ahorrados en seis años).

Reclamo turístico

Desde el ayuntamiento de Vigo aseguran que la tasa de ocupación hotelera para el fin de semana que comienza el alumbrado y el siguiente ronda el 100%.

Normas
Entra en El País para participar