_
_
_
_
_
Energía

La CNMC alerta sobre los retrasos en los cambios a tarifa regulada del gas

El alza del precio en el mercado libre provoca que casi duplique a la TUR

Estación de bombeo del gasoducto Baltic Pipe.
Estación de bombeo del gasoducto Baltic Pipe.

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aegesen, ha revelado este martes que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente informativo sobre las dificultades de los consumidores para cambiar a tarifas reguladas de energía. En una entrevista en "Las Mañanas" de RNE, Aegesen se ha referido a la "avalancha" de peticiones de consumidores para cambiar a tarifas reguladas, un servicio que las empresas están obligadas a prestar pero al que los servicios de atención al cliente no pueden hacer frente, dada la elevada demanda.

La avalancha se produce principalmente en el mercado del gas, donde la Tarifa de Último Recurso   está regulada por el BOE de forma trimestral. Aunque está marcando subidas en el entorno del 10%, sigue siendo más barata que el mercado libre. Según la OCU, el coste anual con la tarifa TUR para un hogar medio que utiliza el gas como calefacción y tiene un consumo de 9.000 KWh anuales es de 723 euros. En cambio, en la mejor de las tarifas del mercado libre ese importe asciende a los 1.516 euros. La CNMC dispone en su página web de un comparador de precios.

La organización de consumidores ha destacado los tiempos de espera que ofrecen las empresas comercializadoras, de entre 30 y 55 minutos. Son cuatro las empresas comercializadoras que ofrecen también la tarifa regulada de luz PVPC (entre otras). Todas pertenecen a grandes grupos energéticos, pero el nombre es diferente: Comercializadora Regulada Gas&Power (Naturgy, teléfono 900 813 527), Energía XXI (Grupo Endesa 800 760 333), Curenergía (Grupo Iberdrola 900 100 309) y Baser (Grupo Total Energies 900 902 947).

1,5 millones de hogares están acogidos a esta tarifa, aproximadamente el 20% de todos los hogares con consumo de gas. Sin embargo, la mayor parte de las viviendas tienen derecho a esta tarifa, ya que el consumo promedio es solo de 5.100 KWh al año, según datos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) de 2019. Los precios de esta opción, regulada por el gobierno, entran dentro de tres tramos tarifarios: TUR1 (los clientes de menor consumo, hasta 5.000 KWh), TUR2 (aquellos con una demanda entre 5.000 y 15.000 KWh) y TUR3 (hogares con un consumo hasta 50.000 KWh).

En teoría, una vez que el consumidor elige una de las firmas y solicita el cambio (que en la mayoría de los casos solo puede hacerse por teléfono), el traspaso no puede demorarse más de tres semanas y está a cargo de la nueva empresa seleccionada. Sin embargo, la abismal diferencia de precios está provocando la avalancha de cambios de petición, en un periodo del año en el que el consumo de gas se dispara.

Aegesen ha explicado que el Ministerio ha preguntado a las empresas del sector y ha constatado que las peticiones de cambio están creciendo y hay ya una "avalancha" de solicitudes, que previsiblemente crecerán aún más en las próximas semanas, a las puertas de un invierno que se presenta "complicado". La CNMC, ha añadido, ya ha abierto un expediente informativo por este motivo, y el Gobierno esta vigilante y muy atento, porque las empresas "están obligadas" a atender esta demanda.

De la mano de este organismo, ha indicado Aegesen, el Ejecutivo estará muy atento por si hay que abrir expedientes sancionadores a las empresas comercializadoras. A la vista de la avalancha de peticiones de tarifa de último recurso, que seguirán creciendo, las empresas deben ponerse al día para poder dar el servicio solicitado, que hasta ahora estaba dimensionado para cambios muy puntuales, en tanto que ahora "nos consta que la atención al cliente es la misma" y no es suficiente.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_