Operaciones

Neinor negocia con el fondo canadiense CPPIB la venta de su 'macrocartera' de alquiler

La promotora prevé trocear la operación entre varios postulantes. La transacción puede llegar a los 400 millones

Borja Garcia-Egotxeaga, CEO de Neinor.
Borja Garcia-Egotxeaga, CEO de Neinor.

Neinor Homes negocia actualmente con el fondo de pensiones de Canadá CPPIB la venta de una parte de su macrocartera de viviendas destinadas al alquiler, según confirman tres fuentes del sector inmobiliario a Cinco Días. Se trata del proceso que abrió en abril y cuya intermediación encargó a la consultora Savills. El valor total de la cartera oscila en alrededor de 400 millones de euros.

La promotora cotizada en Bolsa reconoció en junio que había iniciado las conversaciones preliminares con varios potenciales compradores. Lo que revelan las fuentes es que el vehículo inversor CPPIB es uno de los mejor posicionados para hacerse con al menos una porción de esa cartera.

La inmobiliaria vasca trabaja con varios inversores, cada uno de ellos interesados en diferentes perímetros de la cartera. La compañía busca maximizar el valor de esa plataforma de alquiler, por lo que ha decidido trocear el portfolio en venta. Otras tres compañías optan a comprar tanto vivienda en alquiler ya terminada como suelo en distintas ubicaciones, e incluso el vendedor valora la opción de asociarse para coinvertir con alguno de los postulantes, ofreciendo opciones a la carta a los candidatos. Neinor no hizo comentarios a esta información.

El fondo canadiense es un viejo conocido en el sector inmobiliario en España, con compras de centros comerciales como Intu Asturias o Puerto Venecia en Zaragoza, además de la adquisición de carteras de bancos como BBVA y Sabadell.

Canada Pension Plan Investment Board (CPPIB) se trata de uno de los grandes fondos del mundo con intereses en distintos sectores (en energía también ha entrado en España). En inmobiliario, cuenta con activos por más de 30.000 millones de euros.

De esta forma, CPPIB se suma al interés del capital internacional en entrar en la construcción de vivienda en alquiler, con actores internacionales como Primonial, Ares, el fondo soberano de Singapur GIC, Nuveen, Patrizia, Greystar, Axa, AEW o DWS, entre otros. Está por ver, en cualquier caso, si el fuerte apetito por la vivienda en alquiler (debido a la alta demanda de las familias) supera a la incertidumbre en el mercado por las incertidumbres en la economía.

La promotora vasca cotizada lanzó en 2020 la división Neinor Rental con el objetivo de destinar al alquiler parte de los edificios que construye, en vez de vender los pisos uno a uno. El objetivo de la compañía es levantar un parque de 5.000 viviendas en cinco años para esta nueva actividad.

La promotora opera en estos momentos 550 pisos destinados al alquiler y trabaja ya en diversos proyectos (en construcción, lanzamiento y preparación) con visibilidad sobre 4.600 viviendas, según informó a principio de año. Precisamente, Neinor ha valorado distintas opciones sobre esa cartera en venta, respecto a si vendía solo el núcleo de viviendas en alquiler en funcionamiento o cuya construcción estaba más avanzaba y mantenía en su posesión los suelos por desarrollar. La inmobiliaria dispone de 5.600 casas ya en construcción y reconoce que tiene un portfolio de 3.645 unidades en alquiler en camino (que aportarán 40 millones en rentas), de las que entregará hasta 1.200 viviendas hasta diciembre del año 2023.

Normas
Entra en El País para participar