La inflación dispara el coste de las importaciones y quintuplica el déficit comercial

Las compras de bienes se incrementaron un 40,5% entre enero y agosto

Contenedores en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria
Contenedores en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria

La hiperinflación sigue castigando al sector exterior en España. Las empresas tienen que gastar mucho más dinero en adquirir bienes en terceros países y eso ha provocado que las compras se hayan disparado un 40,5% entre enero y agosto, mientras que las ventas solo lo han hecho un 25%. Esa diferente velocidad ha provocado que el déficit comercial se haya casi quintuplicado en los últimos doce meses analizados y se haya disparado hasta los 46.461 millones. Se trata de la cifra más alta desde 2008, fecha en la que arrancó la Gran Recesión y donde la diferencia negativa entre exportaciones e importaciones superó los 66.000 millones.

El informe elaborado por la Secretaría de Estado de Comercio distingue dos tipos de importaciones. En primer lugar, las no energéticas, que suponen un 80% del total de las compras y que crecieron un 27,6% entre enero y agosto, de los que 17,7 puntos correspondieron al alza de precios. En este apartado destacan el incremento de las seminanufacturas no químicas (hierro, acero o papel, entre otros), con un alza de las importaciones del 46,9%, seguida por alimentación, bebidas y tabaco, con un incremento medio del 34,1%.

Los alimentos de primera necesidad han experimentado un alza de precios del 15% en los últimos doce meses y eso ha encarecido la factura de las empresas de la distribución, que compran materias primas o alimentos para posteriormente venderlas en sus establecimientos. El mayor alza de importaciones se ha producido en aceites y grasas, con un 56,9% más, seguida de lácteos y huevos (38,1%) o las bebidas (32,2%).

Al margen de las energética, las compras de energía, que suponen el restante 20% de las importaciones, se han disparado un 130% anual, presionadas por el alza de precios del petróleo (el barril de Brent, de referencia en Europa, ha superado los 100 euros desde marzo a septiembre) y del gas, que llegó a cotizar a 346 euros el kilovatio hora (hoy cotiza por debajo de 125 euros)

Normas
Entra en El País para participar