Emprendimiento

Allisone capta 10 millones y entra en España para digitalizar la salud bucodental

El fondo español Samaipata lidera, junto con C4 Ventures, la ronda de financiación

Equipo de Samaipata.
Equipo de Samaipata.

La startup francesa Allisone, que ofrece un software con inteligencia artificial para el análisis de rayos X dentales para dentistas, aterriza en España tras cerrar una ronda de financiación de 10 millones de euros. La operación ha sido liderada por el fondo español Samaipata y C4 Ventures.

Fundada en 2021, Allisone quiere introducir en España el análisis inteligente automatizado en la odontología, un mercado que cree está preparado para implementar más tecnología en sus operaciones.

José del Barrio, cofundador de Samaipata, que hasta el momento ha respaldado a 30 compañías europeas a través de dos fondos que suman más de 150 millones en activos de gestión, defiende la inversión en Allisone. Según explica, la tecnología de la startup gala “puede jugar un papel crucial en este sector en los próximos años, pues ofrece una solución desarrollada por y para dentistas, y la transparencia que ofrece su tecnología refuerza la confianza entre el dentista y el paciente y mejora la experiencia”.

El software en la nube de la startup facilita y respalda la lectura de radiografías dentales, lo que brinda, según la empresa, un apoyo visual para que el paciente lo entienda sin complicaciones y el médico lo explique fácilmente. “De este modo, los pacientes podrán visualizar fácilmente sus problemas y ver las lesiones con sus propios ojos, lo que incrementa su confianza en el diagnóstico dental y garantiza que continúen con una atención preventiva”, continúa.

Samaipata asegura que en España la salud dental puede ser costosa, “por lo que se hace imprescindible comprender las razones y los desafíos de cualquier tratamiento antes de pagarlo”.

La ronda de financiación va a permitir a Allisone emprender una estrategia de internacionalización, con su llegada a España, y con próximas aperturas en Italia, Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. La compañía cuenta hoy con 1.200 usuarios y prevé llegar a más de 3.000 a final de año.

Lionel Elbaz, cofundador y CEO de Allisone, que ha ejercido casi 10 años como cirujano dental, resume en dos los principales retos que han atajado: “Análisis instantáneos de radiografías dentales para facilitar la comunicación entre el paciente y su profesional sanitario gracias a una herramienta visual. Y una solución simple e interoperable que facilita la concepción de informes y un plan de tratamiento que se integra con el software dental del médico”. Allisone asegura que llega a España para dar a los pacientes un diagnóstico transparente, mejorar la prevención y reducir las tareas administrativas, que consumen mucho tiempo del médico.

Normas
Entra en El País para participar