Fondo español

Samaipata acelera su apuesta internacional con inversiones en dos startups británicas

Participa en las rondas de Veremark y Geomiq por valor de 17 millones

España representa actualmente alrededor de un tercio de sus inversiones

Equipo de Samaipata.
Equipo de Samaipata.

El fondo español Samaipata sigue reforzando su presencia internacional con la participación en rondas de financiación de dos startups británicas. La gestora ha realizado una inversión inicial en la plataforma de verificación de credenciales profesionales Veremark, a través de una ronda de 8,5 millones de dólares, y ha tomado parte en la ronda serie A de Geomiq, participada por el fondo español desde 2019, también por la misma suma de dinero.

Veremark, basada en el Reino Unido y Singapur, cierra esta operación nueve meses después de su ronda semilla, de 2,8 millones. La transacción ha sido liderada por el fondo estadounidense Stage2 Capital, acompañado por Samaipata. Esta startup simplifica la verificación de credenciales de candidatos en procesos de selección de personal para puestos de trabajo en cualquier lugar del mundo. Entre sus clientes están multinacionales como PepsiCo, BCG o Wise. .

Por su parte Geomiq, la plataforma de manufacturing as a service (MaaS), ha cerrado su ronda liderada por Axa Ventures, junto a inversores iniciales como Samaipata, entre otros. Geomiq ofrece prototipación digital y fabricación externalizada a clientes como la empresa de bicicletas Brompton, el fabricante de vehículos eléctricos Arrival o grandes operadores de infraestructura como Transport for London. La ronda será destinada a expandir su plataforma, a construir nuevos centros de calidad en China y Europa y a reforzar su equipo con la incorporación de 60 personas.

José del Barrio, socio fundador de Samaipata, recuerda que la primera inversión del fondo en el Reino Unido fue en 2016, meses después de fundarlo. Samaipata apostó desde el inicio por invertir a nivel paneuropeo, y aunque hoy España es muy importante para el fondo, solo supone en torno a un tercio de sus inversiones. La firma es muy activa también en Francia y otros países europeos.

“Las inversiones en startups en etapas tempranas deben analizarse desde una perspectiva paneuropea si la ambición de los fundadores es construir empresas líderes a nivel internacional”, dice Del Barrio, que defiende que sus inversiones en Veremark y Geomiq “son el fruto de muchos años construyendo equipo, reputación y red en el ecosistema tecnológico europeo. Y creemos que los fondos internacionales de origen español pueden aportar mucho al ecosistema y a sus participadas en España”.

Samaipata es uno de los pocos fondos domiciliados en España con una presencia internacional consolidada. La gestora española tiene equipos locales en Londres, París y Madrid desde donde invierte en startups con vinculación a toda Europa. El equipo de Samaipata está compuesto por seis nacionalidades distintas, a las que se suma la red de operating partners, distribuida por todo el continente.

Normas
Entra en El País para participar