Entretenimiento

Netflix lanza su servicio con anuncios por 5,49 euros al mes para captar al cliente que mira el bolsillo

El nuevo plan, que emitirá una media de 4-5 minutos de anuncio por hora, llegará a España el 10 de noviembre

No permitirá descargar títulos y contará con menos películas y series que el plan básico actual

Logo de Netflix.
Logo de Netflix.

Netflix ha desvelado hoy los precios y fecha de lanzamiento de su nuevo servicio con publicidad, con el que buscará atraer a clientes que miran más el bolsillo e impulsar sus ingresos, después de que la compañía, que ha disfrutado de un largo reinado como el rey de streaming, perdiera casi un millón de suscriptores entre abril y julio de este año. Aunque la compañía dijo en julio que lanzaría el nuevo plan a principios de 2023, finalmente adelanta el estreno a 2022.

El plan Básico con anuncios, que se suma a los tres que ya ofrece la compañía (Básico, Estándar y Premium), llegará a España el 10 de noviembre a las 17:00. Su precio será de 5,49 euros al mes, frente a los 7,99 euros que cuesta el básico actual sin publicidad en nuestro país. La nueva oferta también estará disponible en Canadá y México (desde el 1 de noviembre) y en Alemania, Australia, Brasil, Corea del Sur, EE UU, Francia, Italia, Japón y Reino Unido (el 3 de noviembre). En total, en 12 países. Su precio en dólares será de 6,99.

La compañía explicó en rueda de prensa que busca tener un plan para cada persona. “Nuestros planes y suscriptores actuales no se verán afectados, pues la nueva propuesta se suma a los planes sin anuncios ya disponibles”, remarcaron.

Según aclararon, el nuevo plan ofrecerá una calidad de vídeo de hasta 720p/HD y una media de 4 o 5 minutos de anuncios por hora. Pero, frente al plan Básico actual, habrá un número limitado de películas y series no disponibles “debido a restricciones de licencias”, en las que aseguraron “estar trabajando” y no será posible descargar títulos.

Ofrecerá opciones a los anunciantes para segmentar sus anuncios por países y géneros

“Lo que no cambia es la enorme variedad de series y películas que ofrecemos, la experiencia de visionado personalizada y la disponibilidad del plan en una amplia gama de televisores y dispositivos móviles del hogar”, añadieron. E igualmente el cambio o cancelación del plan podrá hacerse en cualquier momento.

La nueva estrategia de Netflix llega después de que la compañía empezara a sufrir una huída de clientes y se diera cuenta de que debía reaccionar y lanzar algún tipo de oferta que le permitiera mantener a los clientes que ya tiene, y ganar otros nuevos, mientras la competencia -Disney, Apple, Amazon Prime o HBO Max- no para de presionarle. A finales de junio la compañía tenía aproximadamente 220 millones de suscriptores.

La compañía informó de su primera pérdida de suscriptores desde 2011 el pasado abril, lo que condujo a un recorte de empleos y una fuerte caída en el precio de sus acciones. Sus títulos caen un 63% desde principios de años. Varios factores le han ido pasando factura, más allá de la presión de sus rivales, entre ellos la vuelta a la normalidad tras la pandemia (que había disparado el entretenimiento online), el aumento de precio en su servicio (en España los planes estándar y premium subieron uno y dos euros, respectivamente, en octubre de 2021) y el encarecimiento de la vida. La inflación actual tampoco está ayudando, pues está llevando a muchos ciudadanos a reducir gastos y rescindir sus suscripciones a las plataformas de series.

Netflix, que está lidiando con su desaceleración más grave en años, con ingresos entre abril y junio de 7.900 millones de dólares, solo un 8% más interanual, ve en su nuevo servicio respaldado por anuncios una vía de elevar también sus ingresos. Algo que puede animar a los inversores, que veían en la compañía un punto débil: su dependencia total a los ingresos por suscripción.

Su nuevo servicio con publicidad tiene el potencial de atraer tanto a los clientes existentes inclinados a cancelar por las razones antes expuestas, como a nuevos hogares que dudan en comprometerse con una suscripción, según indicó recientemente Guy Bisson, CEO de Ampere Analysis. Este analista cree que Netflix puede ganar la misma cantidad de dinero, o más por usuario que confiando en las suscripciones.

Firma acuerdos con DoubleVerity e Integral Ad Science para verificar el nivel de visualización de los anuncios

Los responsables de Netflix destacaron, en este sentido, que el nuevo plan supone “una oportunidad magnífica para los anunciantes, pues pueden llegar a un público diverso, incluidos los espectadores más jóvenes, que cada vez ven menos la televisión tradicional, en un entorno óptimo para ver anuncios en alta definición”. En el momento del lanzamiento, los anuncios durarán de 15 a 30 segundos (20 en España) y se verán al principio de las series y película y durante su reproducción.

Netflix explicó que para ayudar a los anunciantes a llegar a su público objetivo ofrecerán opciones de segmentación por países y género (por ejemplo, acción, drama, románticas o ciencia ficción). Los anunciantes también podrán evitar que su publicidad aparezca en contenidos que podrían ser incompatibles con su marca (por ejemplo, sexo, desnudos o violencia explícita).

El gigante del streaming también ofrecerá herramientas de verificación. La compañía ha firmado acuerdos con DoubleVerify e Integral Ad Science para verificar el nivel de visualización y la validez del tráfico de sus anuncios a partir del primer trimestre de 2023 .

Un cambio de estrategia forzado

Riesgos. Los ejecutivos de Netflix se habían opuesto rotundamente a agregar publicidad a su servicio durante años, pero anunciaron un cambio de opinión el pasado abril cuando la compañía sorprendió a Wall Street al perder por primera vez suscriptores e intuir riesgo de deserciones adicionales a futuro. Otros servicios de streaming, como Hulu, Disney+ y HBO Max, tienen opciones más baratas con publicidad o planean ofrecerlas pronto.

Clientes. Netflix, conocida por éxitos como Stranger Things, Squid Game o La casa de papel, reportó 220,7 millones de suscriptores de pago a junio, casi 1,2 menos millones desde el comienzo del año. La compañía proyectó que agregaría un millón de clientes en el tercer trimestre. Las últimas cifras serán reveladas cuando Netflix informe de sus resultados el próximo martes.

Ofertas. La oferta de Netflix a partir del 10 de noviembre incluirá cuatro planes en España. El básico con anuncios, el básico clásico, el estándar y el premium. Estos dos últimos cuestan 12,99 y 17,99 euros al mes. Solo en el primero no se permitirán descargas, que sí estarán disponibles en el resto de planes (en uno, dos o cuatro dispositivos, según el servicio escogido). Los planes estándar y premium también permiten ver el contenido en varias pantallas al mismo tiempo (2 y 4, respectivamente). Los básicos solo en una.

Normas
Entra en El País para participar