Desaceleración

S&P avisa de limitaciones en los dividendos de la banca y de un modesto deterioro del capital

Afirma que Santander, BBVA y CaixaBank parten de una adecuada posición de capital y resultados

S&P avisa de limitaciones en los dividendos de la banca y de un modesto deterioro del capital
Getty Images

Las alzas de tipos van a suponer una valiosa fuente de ingresos para los bancos pero también van a traer un modesto ajuste en el capital de las 100 mayores entidades del mundo en los dos próximos años, según prevé la agencia de rating S&P, que apunta también a una posible limitación en el pago de dividendos, fruto de la desaceleración económica. La agencia destaca que Santander, BBVA y CaixaBank parten de una adecuada posición en cuanto a capital y generación de beneficios.

S&P augura un “reconocimiento gradual de pérdidas por riesgo de crédito” a nivel global entre las entidades financieras, resultado del deterioro económico generalizado. Y calcula en consecuencia que el riesgo ajustado al capital de las 100 mayores entidades del mundo descienda “modestamente” cerca de 20 puntos básicos en los próximos dos años.

Ese deterioro que prevé S&P no es acusado y la agencia apunta que las entidades parten de una favorable posición de capital y de generación de beneficios. Pero sí advierte de que podría generar limitaciones en la retribución a los accionistas. El BCE no ha ido aún tan lejos en sus advertencias al sector pero sí habría comenzado por solicitar prudencia en el pago de bonus a los directivos.

“En 2020, las restricciones en el reparto de dividendos y en la recompra de acciones permitieron a los bancos preservar capital, aunque esas retribuciones ahora se han reanudado. Sin embargo, el deterioro en la perspectiva macroeconómica provocará ciertas limitaciones”, argumenta S&P. “En muchos casos, creemos que parte del impulso al margen de intereses por las alzas de tipos quedará neutralizada por la normalización del coste de crédito y unas condiciones de mercado más débiles”, añade la agencia de rating.

S&P afirma en todo caso que las cien principales entidades financieras del mundo están en una posición “ampliamente confortable” para absorber pérdidas en su cuenta de resultados. Y recuerda que, tras la pandemia, los bancos han mantenido unos prudentes colchones de capital. Ahora, “el riesgo de declive del entorno macroeconómico también supone riesgo en nuestras proyecciones de capital ajustado al riesgo.

Su análisis de los mayores bancos del mundo incluye a Santander, el único español considerado sistémico por los supervisores bancarios, y a BBVA y CaixaBank. Sobre Santander y BBVA señala que su posición de capital y resultados es adecuada y que su posición ante los riesgos es fuerte. En CaixaBank, una entidad eminentemente doméstica, señala que tanto su posición en capital y resultados como sus riesgos son adecuados.

Normas
Entra en El País para participar