Presupuestos Generales del Estado

Cataluña y Andalucía suben en inversión y siguen doblando a Madrid

La inversión territorializada crece un 2,8%, hasta los 13.444 millones de euros.

Distribución territorial pulsa en la foto

Cataluña y Andalucía vuelven a ser las Comunidades Autónomas más regadas de inversión en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023, prácticamente doblando las aportaciones que van a Madrid o Comunidad Valenciana.

La inversión en Cataluña será de 2.308 millones de euros, con mejora del 3% sobre el Presupuesto de 2022, mientras que Andalucía recibirá 2.318 millones de euros, lo que supone una subida del 2,28% sobre la inversión desplegada para el presente ejercicio. En el caso catalán, la cifra no incluye 200 millones que van a abonarse a la Generalitat tras sentencia del Supremo.

Las partidas dedicadas a estas dos Comunidades superan con creces a la que se llevan la Comunidad de Madrid (1.305 millones de euros de inversión) o Comunidad Valenciana (1.269 millones). Estas dos últimas también van al alza en la inversión real proyectada por el Ejecutivo para 2023, en un 13,3% la primera de ellas y casi en un 4% la segunda.

Madrid cuenta con un PIB y población similar a las de las Comunidades mejor atendidas en estos PGE, lo que ha sido puesto de manifiesto por el consejero madrileño de Economía, Javier Fernández-Lasquety, quien habla de castigo por tercer año consecutivo “por no ser socialistas”. La Comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso tiene un peso del 9,7% sobre la inversión regionalizada, por el 17% que se destina a Cataluña o el 17,3% de Andalucía.

Respecto al esfuerzo en Cataluña, Foment del Traball reitera su petición de una ejecución presupuestaria al 100% o, en caso contrario, que se transfiera a la Generalitat la inversión que no vaya a cristalizar en proyectos.

Los que son calificados como presupuestos sociales y contra la desigualdad por el Gobierno de Pedro Sánchez, mejoran en un 2,8% la inversión territorializada, hasta los 13.444 millones. Al margen quedan partidas no regionalizables por más de 11.600 millones. Y es que la inversión real del sector público estatal supera ligeramente los 25.900 millones, con un aumento del 21%.

Entre las caídas en las partidas inversoras destaca la de Región de Murcia, gobernada por el popular Fernando López Miras, que pasa de 724 millones a 481. El otro territorio que pierde es Castilla y León, donde manda una coalición del PP y VOX: sus 955 millones representan un 7,1% del total y un recorte del 4,2%.

Sí salen reforzados País Vasco, cuyo peso en la inversión por territorio crece del 3,9% al 4,2%, con 558 millones; Cantabria gana protagonismo ascendiendo del 1,8% al 2,2%; Galicia se mantiene plana con sus 1.077 millones (8% del total), y resaltan los saltos de Castilla-La Mancha (+11,8%), Navarra (+34,7%) o Extremadura (+16,8%).

Normas
Entra en El País para participar